¿Otro invento de Carolina Mejía?: Ciudad Colonial peatonal…

¿Otro invento de Carolina Mejía?: Ciudad Colonial peatonal…

“El origen de todos los funcionarios del gobierno, justamente establecidos, debe ser un pacto voluntario entre los gobernantes y los gobernados, y debe ser objeto de esas limitaciones, que son necesarias para la ​seguridad de los derechos absolutos de estos últimos»,     Alexander Hamilton. Estadista de EE.UU.                                                                                                      (Nacido en el Caribe)

​Cuando me enteré del tema, suspiré y averigüé bien de qué se trataba esta vez…

No se trata del famoso monumento sobre Covid-19, por ejemplo. Ahí la alcaldesa fue sensata.

Quise enterarme más, porque quienes aquí vivimos, en la Ciudad Colonial de nuestros amores, normalmente: nunca somos consultados como ciudadanos y ciudadanas, para nada.

Con el brío y el empeño de esta joven, que aspira a renovar la política y con la evidente simpatía de quienes la eligieron, se pensó que, en materia de consulta ciudadana, algo debía cambiar.

Ingenuos hemos sido, One More Times…

Se ha confiado, especialmente quienes observamos de buena fe la actitud de la alcaldesa, en que sus errores pudieran estar motivados por dos razones: sus asesores no son los mejores y los que son buenos, no tienen carácter para ser sincero y a todo riesgo, decir y señalar lo que al final: protege a la alcaldesa en el espacio público-ciber mediático: que es insolente, perverso y mendaz…

Me gustaría que mis criterios se tomen en cuenta a partir de las siguientes normativas:

A): No ando buscando empleo.

B): Como ciudadano de intramuros toda la vida, conozco la historia de la esta parte de la ciudad, la he sufrido y los pocos gozos, me han tocado también…

C): No creo que los hijos o hijas de prestantes, deban juzgarse por los errores de sus padres o en este caso: incluso por los «chistes» ecologicidas de sus hermanos mayores (Conservatorio-Bambú-Story)…

Mi tesis esencial:

Quien decide servir a las ciudadanas y ciudadanos de un país, elegido por voto popular, adquiere un compromiso fundamental con los capitalinos, en este caso.

Además, si esa persona tiene el legítimo derecho de intentar ser la primera mujer que llegue al solio presidencial, con más razón debe desde la alcaldía dar lo mejor de sí, para dejar una memoria positiva, ajustada a sus aspiraciones y deseos políticos posteriores de la alcaldesa…

Dicho lo cual, me explayo:

la idea de lo peatonal y lo urbano en ningún lugar ha sido mala, de hecho, grandes ciudades europeas manejan ese concepto de municipalidad como un plus para sus ciudadanos: Lisboa, París, Madrid, Londres, Dublín y Berlín, por solo citar algunas ciudades emblemáticas.

En tiempos de no Pandemia, la foto de aglomeramientos de personas eran hermosos y esos espacios mostraban gran libertad de uso ciudadano, en esas bellas ciudades…

LOS DOLORES DE CABEZA EN LA CIUDAD COLONIAL: CIUDADANOS VS AUTORIDADES.

» Genios » arquitectos y arquitectas han desbarrado por décadas, sobre el tema de los habitantes de la ciudad colonial (*).

En programas de televisión, se han escuchado argumentaciones sobre el proyecto colombiano de Cartagena de Indias, donde conviven en franca armonía ciudadana, proyecto social y proyecto cultural – turístico… Años han pasado y la teoría va y viene.

En esos dimes y diretes, el elemento humano no ha sido tomado en cuenta, que conste…

Quienes aquí viven, no importa su condición social, es diversa y divertida, tienen derechos

que no deben ser violados, alcaldesa…

Se entiende la lucha contra la civilización del automóvil. Se entiende también el valor salud al caminar y trotar en favor del bien cardiovascular, todo se puede entender…

Sin embargo, he aquí algunas consideraciones.

En primer lugar:

El concepto de lo peatonal manejado en tiempo de Pandemia, con una población cuyo espíritu suicida es un alegre compromiso con la muerte, a como dé lugar, me llama la atención.

¿Ello fue tomado en cuenta? Porque es obvio, no vivimos tiempos para ejecutar políticas públicas estatales ni municipales, que impliquen riesgos sanitarios para la población. Se supone…

​En segundo lugar:

Normalmente, cuando se toma una medida que implica cerrar espacios donde viven ciudadanas y ciudadanos, lo normal es que, para evitar conflictos o enojos colectivos innecesarios, se hagan encuestas puerta a puerta, que se ausculte lo que la gente que allí vive piensa de tales medidas.

Desconozco si eso se ha implementado, yo he hecho mi propia encuesta en las calles Luperón, Duarte y Salomé Ureña. Nadie reporta visitas. Nadie me ha mostrado un papelito que por lo menos avise del » nuevo experimento » de la alcaldesa… ¿A que jugamos entonces?…

Un poco de respeto, eso es lo que se pide, solamente…

En la ciudad colonial, desde hace muchos años estamos acostumbrados al trato autoritario con aplicación   de la figura diplomática del » Fait Accompli «, dícese sufrir un hecho consumado sin posibilidad de argumentar para cambiarlo, claro en escaramuzas de guerra, eso es normal,  pero no en una gestión municipal…

Y, en tercer lugar:

Una ciudad no se dirige desde las Redes Sociales, vicio observado en el propio Gobierno central también. La confusión radica en que el que genera la noticias no se da cuenta de que tiene un poder de emisión frente a las propias redes: todo vacío que usted les deje a las mismas, ella lo llenarán de sus » cosas » le favorezcan a usted o no…

La alcaldesa Carolina Mejía tiene quien se lo enseñe, además, debe recordar que no hace mucho tiempo en la Ciudad Colonial la aplicación de la primera etapa del Proyecto BID, se hizo en plan pinochetista (no hace referencia a Pinocho, sino Pinochet, el fiero dictador chileno de lo 70 y 80).

Muchos pequeños negocios se fueron la quiebra, el maltrato ciudadano y la improvisación estaban a la orden día. Al margen de graves errores en las instalaciones de agua y energía eléctrica, donde debía brotar agua, se recibían excretas, del latín excretus, evítese toda conjugación posible…

Aquello fue una pesadilla, total: para hacer un mal remedo de ciudad europea en nuestra ciudad antigua: bodrio de incalificable » urbanismo «, ramplón, que hacen de la Ciudad Colonial un gran charco de lluvias, primado en las Américas…

En este espacio urbano, hay una larga tradición de imponer y una total falta de respeto ciudadano.

Si con este nuevo invento del tema Peatonal, sin planificación que respete a quienes aquí vivimos, vamos a más de lo mismo, que recuerde la alcaldesa: en la curvita de las urnas, siempre nos vemos… (C.F.E.)

(*) :

Salvo que haya otra explicación, que desconozco, el término » Zona Colonial «, que en cierta manera alude más a un perímetro militar que a una ciudad turística, tiene relación alguna con los tiempos de la guerra de abril, cuando efectivamente la ciudad colonial, gloriosa en armas, sí era un perímetro militar, especialmente en el lenguaje codificado del invasor…



Avatar

Carlos Francisco Elías

Noticias Relacionadas