Martes, 22 de octubre, 2019 | 7:31 pm

Organizando la agenda



¿Estás trabajando en un proyecto adicional a tus actividades regulares? ¿Estás empezando tu propio negocio? ¿Estás llevando un nuevo tratamiento médico? ¿Han habido cambios en tu vida que están afectando tu cotidianidad? A todos nos pasa en algún momento de la vida.

Cuando estamos trabajando con nuevos elementos en nuestras dinámicas, ya sea porque los hayamos escogido o porque se presentaron involuntariamente, debemos bajar la marcha por un instante y pensar con cuidado nuestras acciones para optimizar nuestro tiempo y energía.

Organicemos eso que más nos preocupa. Cuando algo surge, dejamos de hacer cosas que hacíamos y que son fundamentales para nuestro bienestar tales como: hacer ejercicios, alimentarnos apropiadamente, descansar las horas necesarias, tomar suficientes líquidos y compartir tiempo con nuestros seres queridos, entre otras tantas que pueden ser cruciales.

Si escribimos con lujos de detalles todo cuanto hacemos durante el día y registramos cualquier tipo de actividad podremos identificar cada minuto libre que podemos utilizar para nuestro propio provecho.

Si de ante mano sabes que estarás en una sala de espera por unos cuantos minutos, puedes planificar utilizar ese tiempo en algo para ti.
Durante ese tiempo puedes planear actividades que van desde hacer algunos estiramientos, meditación, jugar algunos juegos para mantener el cerebro activo, comer alguna fruta o comida fácil y saludable que hayas llevado contigo, ingerir líquidos.

Sin importar cual actividad se haya sumado a nuestras rutinas, es importante que nos mantengamos atentos a nuestros cuidados de salud como garantía para continuar activos y autosuficientes. Empieza hoy y déjame saber como te ha ido.
Para más ideas sigue mis vídeos en Facebook, YouTube o Twitter.

Publicidad