Lunes, 25 de marzo, 2019 | 8:00 am

Organizando la agenda: el desayuno



Cuando estamos muy ocupados en nuevos proyectos y nuestra agenda diaria ha sufrido grandes alteraciones uno de los renglones que puede verse mas afectado es la alimentación.

Una alimentación balanceada nos puede ayudar a ser más productivos y eficaces en nuestras tareas, además de que nos mantiene cargados de energía.

Durante las últimas semanas hemos repasado el tema de ser analíticos y juiciosos con nuestras agendas, para hacer tiempo para dedicarnos cuidados de calidad a nosotros mismos y a esos aspectos que descuidamos por estar muy ocupados.

Una alimentación que empieza con un balanceado desayuno garantiza un día mas activo y efectivo. Es frecuente escuchar personas que no desayunan por que no pueden, porque perdieron el hábito o porque nunca lo tuvieron. Después de ocho horas sin comer, el cerebro y el cuerpo necesitan alimentos para tener energía. Hacer el habito es cuestión de unas pocas semanas.

Al inicio, recomendamos empezar con pocos productos y en pequeñas cantidades para no sentirnos muy agobiados.

Por ejemplo: una rodaja de pan, un huevo hervido o una rodaja de queso y un jugo natural de frutas o un par de fresas puede ser suficiente para un desayuno balanceado. Media taza de yogur natural con frutas frescas y secas es otra opción rápida y completa.

Lo que debemos velar es que cada plato del día tenga: carbohidratos, proteínas y vitaminas.

También es importante consumir una merienda entre comidas; puede ser una fruta mediana y de ese modo estaremos saludables y alertas para cumplir nuestras metas cada día.
Para más ideas sigue mis videos en Facebook, YouTube o Twitter.

Publicidad