Domingo, 22 de septiembre, 2019 | 10:14 pm

Obispos latinoamericanos urgen a Brasil y Bolivia tomar medidas por incendios

En esta imagen satelital del 15 de agosto de 2019 proporcionada por Imagen satelital © 2019 Maxar Technologies, se muestran incendios en el estado de Rondonia, Brasil, en la cuenca alta del río Amazonas. El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, una agencia federal que monitorea la deforestación y los incendios forestales, dijo que el país ha visto un número récord de incendios forestales este año, un aumento del 84 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. Los estados más afectados por los incendios este año son Mato Grosso, Pará y Amazonas, todos en la región amazónica.
En esta imagen satelital del 15 de agosto de 2019 proporcionada por Imagen satelital © 2019 Maxar Technologies, se muestran incendios en el estado de Rondonia, Brasil, en la cuenca alta del río Amazonas. El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, una agencia federal que monitorea la deforestación y los incendios forestales, dijo que el país ha visto un número récord de incendios forestales este año, un aumento del 84 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. Los estados más afectados por los incendios este año son Mato Grosso, Pará y Amazonas, todos en la región amazónica.


Lima.- Los obispos católicos reunidos en el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) urgieron este jueves a los Gobiernos de Brasil y Bolivia, así como a la comunidad internacional, “a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo”, en referencia a los incendios en la Amazonía que se extienden por más de dos semanas.

“Lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local, sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre”, manifestaron en un comunicado titulado “Levantamos la voz por el Amazonas”.

Los obispos citaron las palabras del papa Francisco cuando pidió “a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político, social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad- (que) seamos custodios de la creación”, en la homilía del inicio del ministerio Petrino en 2013.

Los purpurados de América Latina y el Caribe manifestaron su preocupación por “la gravedad de esta tragedia”, tras conocer “los terribles incendios que consumen grandes porciones de la flora y fauna en Alaska, Groenlandia, Siberia, Islas Canarias, y de manera particular de la Amazonía”.

Asimismo, expresaron su cercanía “a los hermanos pueblos indígenas que habitan este amado territorio”, a la vez que unieron su voz a la de estos pobladores “para gritar al mundo por la solidaridad y la pronta atención para detener esta devastación”.

“Esta realidad supera el ámbito estrictamente eclesial amazónico, porque se enfoca en la Iglesia universal y también al futuro de todo el planeta”, dojo el Celam al citar el documento ‘Instrumentum laboris’ para el sínodo de la Amazonía.

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) de Brasil, que contabiliza los incendios mediante imágenes de satélite, los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en un 83 % a los del mismo período de 2018.

En un informe difundido el martes, el INPE precisó que entre el 1 de enero y el 18 de agosto ha registrado 71.497 focos de incendio en el país y que un 52,5 % se sitúan en la región amazónica.

El comunicado de la Iglesia católica está firmado por el presidente del Celam y titular de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), Miguel Cabrejos, y los vicepresidentes Odilo Pedro Scherer, arzobispo de Sao Paulo, y Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua.

Igualmente, firman el documento el presidente Consejo de Asuntos Económicos del Celam, Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey, y el secretario general, Juan Carlos Cárdenas, obispo auxiliar de Cali.