Martes, 19 de febrero, 2019 | 8:41 pm

Nueva jornada de primarias en EE.UU con la mirada puesta en el efecto Trump

Donald Trump
Donald Trump


Washington.- Una nueva jornada de primarias tendrá lugar este martes en EE.UU. de cara a las elecciones legislativas de noviembre, una cita en la que destaca la pelea por el asiento del actual presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y cómo impactará el efecto Donald Trump en los electores republicanos.

Los estados que celebrarán comicios son Connecticut, Minnesota, Vermont y Wisconsin, también con primarias para algunas gobernaciones.

Muchos ojos estarán puestos en lo que ocurra en Wisconsin, un estado en el que el actual presidente del país, Donald Trump, ganó en 2016, pero donde los demócratas esperan cosechar algunas victorias significativas este otoño.

Aunque el multimillonario ganó a su rival demócrata en las presidenciales, Hillary Clinton, en ese estado, lo cierto es que fue por un margen mínimo, y el Partido Demócrata ha sido fuerte en ese territorio durante las últimas décadas.

Una de las batallas principales será la de los conservadores Leah Vukmir y Kevin Nicholson, dos perfiles opuestos que buscarán arrebatar el escaño en el Senado a la senadora demócrata Tammy Baldwin.

Las fuerzas entre ambos se medirán por la aprobación de los conservadores hacia Trump, ya que Vukmir se ha distanciado del presidente y ha llegado a considerarlo alguien “ofensivo” para los estadounidenses, mientras que Nicholson, veterano de guerra, se ha alineado más con las posturas del mandatario.

Vukmir es el favorito del aparato del partido, mientras que Nicholson se describe a sí mismo como un “outsider” conservador.

No obstante, según apuntan las encuestas, parece difícil que alguno de los dos bata a la senadora Baldwin en noviembre.

Por otra parte, los demócratas creen que tienen opciones para hacerse con el asiento del presidente de la Cámara Baja, el conservador Paul Ryan, quien este año anunció que no buscaría la reelección pese a ser una estrella ascendente de su partido.

Randy Bryce, obrero metalúrgico de origen latino, cuenta con el apoyo del Partido Demócrata para enfrentarse a Cathy Myers, mientras que Ryan respaldó a Bryan Steil en su candidatura republicana, antiguo miembro de su equipo en el Congreso.

Minnesota es el estado donde las candidaturas a más puestos federales están en juego este martes, con primarias abiertas a la Gobernación, los dos asientos del Senado en liza, además de tres distritos de la Cámara Baja.

El exgobernador Tim Pawlenty, que dejó el cargo en 2011, es favorito para ganar las primarias del Partido Republicano, pero el candidato de la formación política en 2014, Jeff Johnson, ahora comisionado del condado, podría ganar terreno.

Conscientes de la popularidad de Trump entre los votantes republicanos, ambos aspirantes están tratando de justificar comentarios que hicieron sobre el actual mandatario en el pasado- Pawlenty lo llamó “desquiciado e incapacitado”, y Johnson lo calificó de “idiota”.

La congresista estatal Ilhan Omar y la expresidenta de la Cámara Baja del estado Margaret Anderson Kelliher son consideradas las candidatas demócratas más fuertes en la ciudad de Minneapolis, un distrito que no peligra para su partido, y cuya vacante ha quedado abierta tras la marcha de Keith Ellison, quien se presenta a Fiscal General del Estado.

Omar, de origen somalí, podría convertirse así en una de las primeras mujeres musulmanas en llegar a la Cámara de Representantes, junto a Rashida Tlaib, quien ya ganó su primaria en Michigan la semana pasada.

En Vermont, el senador independiente y exaspirante a la Presidencia por el Partido Demócrata Bernie Sanders se presenta a la reelección, donde no debería tener ningún problema para lograrlo.

Sanders es el legislador que más tiempo ha ostentado un asiento independiente en el Congreso, y aunque haya aceptado el respaldo demócrata en estas elecciones, lo más probable es que siga presentándose de forma particular en el Capitolio.

La batalla más destacada en Connecticut será por la Gobernación tras el retiro del demócrata Dan Malloy, tras ocho años de mandato, lo que le abre una puerta a los republicanos en un estado históricamente progresista.