¿No se romperá?

28
Danilo Arbilla

¿Cuánto durará este nuevo gobierno de España? Las primeras palabras del presidente nunca efectivamente electo, Pedro Sánchez, conocido ya como el “ vale todo” (para llegar), fueron “ No se va a romper España”

¿ No se romperá?
Sánchez finalmente llegó. A gatas, como se dice; a duras penas: 167 a 165 y las 18 abstenciones de los extremistas herederos de ETA e independencias ultras de Cataluña sin las cuales no hubiera sido posible . Con dos investiduras y cuatro votaciones infructuosas y fallidas a cuesta Sánchez lo logró, pero casi se queda en la orilla. Empeño prácticamente todo.

Tuvo que aliarse con Pablo Iglesias , de Podemos, y comprometerse con los independentistas,- los que no quieren ser españoles-, a un costo que recién se comenzará a conocer ahora. Sin dudas será alto. Quizás pagarlo le puede salir demasiado caro a Sánchez, lo que ya plantea una primera gran incertidumbre.

Un gobierno legítimo dijo o escribió alguien por ahí. Legal sí, pero ¿legitimo? ¿ Un gobierno correcto, auténtico, genuino, verdadero, ético, moral ? ¡Hummm…
¿Representativo? Todas sus campañas, y fueron tres en cuatro años, Sánchez, Secretario General del PSOE las hizo negando intransigentemente cualquier ligazón presente o futura con Podemos y mucho menos aceptando cualquier tipo de conducta que pudiera dar el mínimo viso de legitimidad y probabilidad a la partición de España y los planteos de los extremistas catalanes.

Y terminó comiendo de la mano de Pablo Iglesias quien lloraba de alegria y quien en dos oportunidades anteriores había votado en contra y absteniéndose había impedido la investidura de Sánchez.

El ”Bolivariano”, como se conoce a Iglesias por haber sido él y gente suya asesores de Chávez y Evo Morales, demostró una gran habilidad al conseguir ser parte del gobierno, luego de una caída electoral que le significo una mengua importante en diputados, pero suficientes para condicionar a Sánchez. Tuvo a favor la ambición sin limites del socialista.

Pero de representativo, nada o muy poco. La gran mayoría de los que votaron al socialismo, lo hicieron por un candidato que prometió nada con Podemos ni con los independentistas, con su “ no es no”.

Decididamente quedo probado que fueron engañados . Sánchez trepa sostenido por Iglesias y catalanes que reniegan ser españoles. Estos fueron los que le dieron su confianza. ¿ Se la dieron?

Los que se abstuvieron, que hicieron posible la aprobación de Sánchez sobre la línea, advirtieron que de gobernabilidad nada. Además, ya entraron a reclamar cosas.
Sánchez no ha podido conformar su gabinete ministerial que estará muy adornado por Iglesias y su gente, mientras independentistas exigen hechos concretos ¿Compromisos secretos?.

Rápidamente comenzarán a verse las patas a la sota. Lo de los catalanes será un problema para los españoles- ¿ o mejor decir, los habitantes de la mayor parte de la península Ibérica?- y sus instituciones.

-- publicidad --