No hay que precipitar los hechos

1
Hugo López Morrobel

Los dominicanos somos dados a tomar problemas de mucha seriedad como una “chercha”, para lamentarnos luego de las graves consecuencias que generan o pueden producir esos lo acontecimientos .

Hace bien el Ministerio de Deportes en advertir a los que entienden que ya es tiempo de reiniciar las actividades deportivas en el país, de que todavía estamos padeciendo en carne propia los estragos de la pandemia.

No hay ninguna necesidad de precipitar la reapertura deportiva, en momento en que en muy escasos lugares del mundo se ha producido por los mismos problemas que nos afectan.
Incluso, ligas profesionales que dejan beneficios económicos multimillonarios, se mantienen las restricciones.

Por lo tanto, no se puede acelerar el carro más que la potencia que puede dar su motor, porque lo más probable es que se funda, y luego solo tenemos lamentos.

RADARES. Los Deportes, siempre he sostenido, generan poco atractivo para la clase política en cuanto a los votos que pueden aportar a sus candidaturas, pero es un logro que en esta oportunidad los candidatos con mayores probabilidades de escalar la presidencia estén interesados en dar a conocer las políticas que implementarían desde el Gobierno.

Luis Abinader realizó ayer en el Comité Olímpico una excelente exposición sobre lo que haría desde la presidencia. Esperamos que en los próximos días también hagan sus exposiciones Gonzalo Castillo y Leonel Fernández.

-- publicidad --