Jueves, 22 de agosto, 2019 | 7:37 am

Niños de la Generación Alfa son irreverentes, creen que son adultos

Reto. Migrar al mundo virtual en que nacieron sus hijos ayuda a adultos a seguir sus pasos. Padres. Deben manejar con cautela el uso correcto del contenido, horario y tiempo.

Un niño de menos de 14 años no debe tener celular con wasap,  por la presión social y despersonalización de esta comunicación.
Un niño de menos de 14 años no debe tener celular con wasap, por la presión social y despersonalización de esta comunicación.


SANTO DOMINGO.-“Siento que estoy por encima de papá y mamá, porque me desenvuelvo mejor con la tecnología y ellos tienen poco que enseñarme”, esa es la lógica de los niños de hoy, esos que nacieron de 2010 en adelante y que los expertos han identificado como Generación Alfa.

Esto los está convirtiendo en individuos irreverentes y poco amigos de la jerarquía y de la autoridad, de acuerdo a Maribel Carballo, directora académica del colegio Cemep, ya que “estos niños sienten que sus padres están tan ocupados que no pueden ejercer su rol, por lo que ellos lo asumen sin tener la madurez necesaria”.

El uso correcto de la tecnología, tanto en contenido como en horarios, es un tema de discusión que se ha vuelto un dolor de cabeza en muchos hogares.

Este es un gran reto que debe ser manejado con cautela, para que no robe la sana convivencia ni aleje a los infantes del mundo virtual en la potencialización de sus capacidades.

Según la educadora Maribel Carballo, es importante que papá y mamá se pongan en la piel de los niños y no se queden atrás en el contexto tecnológico para no perder de vista sus pasos, especialmente los de la Generación Alfa.

Afirma que los padres deben migrar al mundo tecnológico de sus hijos, para saber todos sus usos, pues la tecnología es el centro de las actividades de la sociedad.

Indica: “Sin ella, el mundo del siglo XXI no funciona. Si los hijos sienten que sus padres, maestros y guías no conocen las posibilidades de la tecnología, entienden que están por encima de su autoridad y no los sienten como sus líderes, sus modelos, aquellos de quienes guiarse a la hora de tomar decisiones, no solo relacionadas con la tecnología, sino con su propia vida”.

Asegura que el gran desafío para los padres es abrirles al importante mundo del desarrollo del pensamiento computacional (aprender a pensar como programadores, como “prosumers” o creadores de tecnología) de forma “procesual”, respetando las distintas etapas del desarrollo de sus hijos.

Límites certeros

La educadora dijo que para protegerlos del bombardeo mediático hay que ponerles límites certeros, tanto en la edad en que pueden tener acceso a redes sociales y dispositivos individuales como de tiempo y tipo de uso.

Refiere que esta generación es la más conectada con el mundo, “con los que están lejos” y la más desconectada de sí misma, su familia y los que le rodean.

Nunca claudicar

— Asume tu rol
Carballo aconseja a los padres a no claudicar ante su papel, porque estén muy ocupados, Nadie te puede sustituir. Si no cumples tu rol, la sociedad global, los “inflluencers”, “youtubers”, artistas de moda, serán los modelos a seguir de sus hijos.