Muro fronterizo abre grieta entre vecinos

26
Foto de archivo de los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump.

México.-El presidente de México, Enrique Peña Nieto, canceló una reunión con Donald Trump prevista para el próximo 31 de enero en Washington, en plena escalada de la tensión con el nuevo gobierno de Estados Unidos por el polémico muro fronterizo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que acordó con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, cancelar su reunión prevista en la Casa Blanca para el próximo martes porque, a su juicio, iba a ser “estéril”.

“El presidente de México y yo hemos acordado cancelar nuestra reunión planeada para la semana próxima”, explicó Trump en un discurso desde Filadelfia (Pensilvania), donde asiste a una reunión invernal de congresistas republicanos.

“A menos que México vaya a tratar a Estados Unidos de forma justa, con respeto, esa reunión sería estéril y quiero seguir una ruta diferente. No tenemos opción”.

Para Trump, que México trate de manera justa y con respeto a Estados Unidos significa que el país vecino acepte pagar el muro que él quiere construir en la frontera común para frenar la inmigración ilegal, algo que ha rechazado rotundamente Peña Nieto.

En tanto, El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el colombiano Ernesto Samper, expresó ayer su rechazo a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México y obligar a pagarlo al pueblo mexicano.

“Expreso mi rechazo a la decisión desafiante adoptada por el nuevo presidente de Estados Unidos, al imponer al pueblo mexicano la humillante obligación de pagar el aún más humillante muro que se pretende construir para separar físicamente los Estados Unidos y Canadá de México y América Latina”, afirmó Samper en un comunicado.

El secretario de la Unasur insistió en la preocupación que han generado en la región las decisiones de Trump y las consecuencias negativas que puedan acarrear para los inmigrantes latinoamericanos en EE. UU., así como con los procesos de paz en Colombia y el restablecimiento de relaciones con Cuba.

Trump firmó el miércoles dos decretos sobre fortalecimiento de la vigilancia migratoria, siendo que el primero de ellos determina el inicio “inmediato” de los pasos necesarios para construir un muro físico.

-- publicidad --