Muerte de indígena que grabó vejaciones en un hospital, conmociona a Canadá - El Día Globales

Muerte de indígena que grabó vejaciones en un hospital, conmociona a Canadá

Muerte de indígena que grabó vejaciones en un hospital, conmociona a Canadá

Poco antes de fallecer, a pesar del insoportable dolor que padecía, Echaquan cogió su teléfono móvil y empezó a retransmitir en directo a través de Facebook el trato que estaba recibiendo del personal sanitario del hospital.

Toronto (Canadá).- La muerte de una mujer indígena en un hospital canadiense ha causado conmoción tras la aparición de un video que ella misma grabó en los instantes previos a su fallecimiento, que recoge el tratamiento denigrante y los insultos racistas que sufrió por parte del personal sanitario mientras se retorcía de dolor en la cama.

Joyce Echaquan, de 37 años y madre de siete hijos, acudió el pasado fin de semana al Centro Integrado de Sanidad y Servicios Sociales de Lanaudière, un hospital de la localidad de Joliette, unos 70 kilómetros al noreste de Montreal, para tratar los intensos dolores abdominales que sufría.

El personal médico recetó a Echaquen, una indígena de la nación atikamekw, morfina a pesar de que ella les advirtió que sufría del corazón y tenía instalado un marcapasos, por lo que temía que el potente analgésico le provocase graves problemas.

El lunes 28 de septiembre, dos días después de ingresar en Lanaudière, la mujer indígena murió sola en una de las salas del hospital.

Pero poco antes de fallecer, a pesar del insoportable dolor que padecía, Echaquan cogió su teléfono móvil y empezó a retransmitir en directo a través de Facebook el trato que estaba recibiendo del personal sanitario del hospital. Entre gritos de dolor pidió a su esposo, Carol Dubé, que la rescatase- “Carol, ven a buscarme”, suplicó.

Echaquan también captó en el video de siete minutos como dos enfermeras la insultaban- “Estúpida jodida»; la denigraban- “Lo mejor que hacen (los indígenas) es tener relaciones sexuales especialmente porque somos nosotros los que pagamos esto (el tratamiento)»; y la maltrataban- “Vamos a dejarla en el suelo durante un rato».

Cuando la familia compartió el martes el video con algunos medios de comunicación, las autoridades sanitarias de Quebec despidieron de forma inmediata a una de las enfermeras que maltrataron e insultaron a Echaquan. El jueves, una segunda persona fue despedida.

QUEBEC SE NIEGA A RECONOCER MALTRATO HABITUAL A INDÍGENAS

Pero el Gobierno de Quebec se negó a reconocer que el tratamiento que recibió Echaquan es algo que experimenta de forma habitual la población indígena de la provincia francófona, a pesar de las numerosas denuncias de racismo realizadas desde hace años.

El año pasado, un informe de 520 páginas realizado por el juez retirado del Tribunal Superior de Justicia Jacques Viens denunció que los indígenas en Quebec sufren una discriminación sistémica cuando intentan acceder a servicios públicos, como es la sanidad.

Viens, que durante nueve meses entrevistó a centenares de indígenas, dijo que la provincia tiene que mejorar su trato a los indígenas en prácticamente todas las facetas- desde servicios sociales, protección juvenil, educación, fuerzas policiales, justicia o servicios mentales.

Tras la publicación del informe, el primer ministro de Quebec, Francois Legault, se comprometió a estudiar las recomendaciones de la comisión de Viens. Pero a fecha de hoy, el Gobierno de Legault no ha implementado ni una de las 142 recomendaciones del informe.

Y prácticamente se ha mantenido en silencio sobre la muerte de Echaquen. La ministra de Asuntos Indígenas de Quebec, Sylvie D’Amours, sólo ha emitido un comunicado lamentando la muerte de la mujer indígena, lo que le está granjeando el reproche de los partidos de la oposición en la Asamblea Nacional de Quebec, el parlamento provincial.

Legault repitió el martes durante una rueda de prensa que no cree que la forma en que murió Echaquen sea reflejo del racismo sistémico en la provincia que dirige. Y se limitó a decir que “sí, hay algo de racismo en Quebec. Estamos trabajando en eso».

Pero Legault, que ha hablado con Dubé, el esposo de Echaquan, se negó a reunirse este viernes con el líder de los indígenas atikamekw, Émile Ottawa.

La familia de Echaquen anunció este viernes que presentará una demanda ante los tribunales por su muerte para evitar que otras personas discriminen y denigren a los indígenas de Quebec porque, como señaló en un comunicado el abogado de Dubé, Jean-Francois Bertrand, “en 2020, simplemente denunciar el racismo sistémico no es suficiente».



Avatar

EFE

Noticias Relacionadas