Sábado, 20 de julio, 2019 | 11:17 pm

Miriam Germán



La jueza de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán, ha desarrollado una dilatada carrera en el tren judicial, logrando labrarse una buena fama como administradora de justicia y como servidora pública de carácter fuerte y decidido.

A sus setenta años de edad, está al término de su vida activa en la judicatura, habiendo entregado los mejores años de su vida a ser servidora pública en el área judicial.

En el desempeño de sus funciones ha tenido confrontaciones al más alto nivel, siendo la más notoria aquella en que ripostó unas críticas formuladas por el entonces presidente Joaquín Balaguer, señalándole que era responsabilidad del Ministerio Público sustentar las acusaciones que formulaba.

Posiciones como esas le han traído malquerencias y en ocasiones la han colocado en el centro de tormentas mediáticas.

Hoy ha vuelto a ser colocada, de manera inesperada, en medio de una turbulencia.

El Consejo Nacional de la Magistratura está embarcado en la evaluación de los actuales jueces de la Suprema Corte de Justicia hábiles para optar por un período más de siete años, proceso que debe llevar con cautela, prudencia y buen tacto, sin que eso implique renunciar a sus facultades.

La historia de vida de Miriam Germán como servidora judicial la hace merecedora de un trato respetuoso y considerado.