Viernes, 22 de febrero, 2019 | 7:25 pm

Mi entrega para este año



Las Estrellas vuelven a una final, instancia en la tienen marca para olvidar (2-14), y siempre resulta lógico recordar que su último trofeo fue el 14 de febrero de 1968, y para ello me valgo de datos extraídos del libro “Los grandes finales”, del historiador Tony Piña.

El triunfo verde fue ante los Leones (5-3) y se notará que hay situaciones diferentes a las que rigen la pelota profesional de estos tiempos.

La serie final inició el 6 de febrero, porque la Serie del Caribe estaba de vacaciones (1961/69), hasta que se reanudó en 1970 en su segunda etapa. Ese primer juego de la final quedó empatado a una carrera en 15 innings y, como verán, los juegos no podían pasar de las 12 de la noche por seguridad y economía de energía (los apagones ya existían).

Los juegos duraban menos, no había tantos cambios ni publicidad. El segundo en la capital lo ganó el Escogido (5-2), el tercero las Estrellas (4-2); el cuarto el Escogido (7-1), y el quinto las Estrellas (3-2). El sexto viró el ritmo y fue ganado por las Estrellas en el Quisqueya con picheo de un hit del cubano Miguel Cuellar, a quien solo se le embasó Antulio Martínez (lo vi por televisión blanco y negro).

Las Estrellas volvieron a ganar en el Tetelo Vargas (3-1) y los Leones vencieron en la capital (4-0), con picheo de Juan Marichal; en el noveno juego las Estrellas se coronaron el 14 de febrero en Macorís.

Por las Estrellas eran titulares Rico Carty (.343), Hal King (.333), Félix Santana (.258), Chico Ruiz (.250), Rafael Batista (.229), José Vidal Nicolás (.219) y Ted Kubiak (.139). Los Leones con Jesús Alou (.345), Mateo Alou (.270), Felipe Alou (.270), Federico Velásquez (.226), Tito Fuentes (.179), Roberto Díaz (.174) y Walter Hriniak (.167). Marichal tuvo 2-0, 0.00 en 18 innings, y como el pícher bateaba lo hizo para .500 (6-3). Las Estrellas le ganaron a un gran rival.

Publicidad