MESCyT impulsa investigación a fin elevar calidad de universidades - El Día

MESCyT impulsa investigación a fin elevar calidad de universidades

MESCyT impulsa investigación a fin elevar calidad de universidades

Franklin García Fermín, dirigente del PRM.

SANTO DOMINGO.-Tras reconocer que en el país se invierte muy poco en las investigaciones a favor del desarrollo y para la excelencia de las universidades, el ministro de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MescyT) informó que esa entidad está impulsando, con fondos concursables, cerca de 250 estudios en diversas áreas.

Franklin García Fermín dijo que se priorizan renglones como la tecnología en la agricultura y proyectos incluidos dentro de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) 2030, que buscan un nivel de mejora de la calidad de vida y competencia académica.

Parte de esos estudios científicos se desarrollan en primer lugar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, seguida de Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU).

Esos proyectos se realizan vía el Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico–Tecnológico (FONDOCYT), que dispone de RD$222 millones anuales y para el 2021 tuvo un incremento de RD$338 millones.

Franklin García Fermín habló al participar en los Coloquios de EL DIA, donde adelantó que la potencialización de la investigación en distintas renglones del conocimiento podría colocar a las universidades dominicanas dentro del ranking de 300 mejores del mundo.

“La investigación es fundamental para el desarrollo, calidad y excelencia de una universidad, que es lo que todas deben buscar, formar profesionales al más alto nivel, elevar el conocimiento en un país y evidentemente que en República Dominicana se invierte muy poco en investigación¨, puntualizó.

Evaluación
El titular del órgano rector de las universidades dijo que el Viceministerio de Evaluación y Acreditación da seguimiento de forma permanente a las 52 universidades e institutos superiores, y esa medición quinquenal se hace bajo todos los parámetros internacionales y toma en cuenta hasta las áreas de esparcimiento de las casas de estudios.

La última de esas supervisiones debió estar lista en septiembre pasado, pero las autoridades tuvieron que reprogramarla para mayo del 2021 debido a la pandemia.

El jurista y exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo puso en contexto que desde marzo las universidades tuvieron que invertir todos sus recursos y esfuerzos en una transición de la modalidad presencial y semi presencial a una completamente virtual.

Hoy el 100 por ciento está inmersa en esa modalidad y las primeras que acumulaban experiencia en ese modelo, como la Universidad Abierta Para Adultos (UAPA) y la Universidad del Caribe (UNICARIBE), que contaban con sus plataformas, ayudaron a otras a realizar el cambio.

Deserción de 40 %
La transición de la modalidad presencial a la virtualidad, fruto de la Covid-19, ha impactado las universidades del país, con una deserción muy elevada de los estudiantes por motivos financieros o la resistencia a dar el salto tecnológico.

Según García Fermín, el sector privado fue el más afectado, especialmente las academias de tarifas populares, donde la deserción alcanzó hasta un 40 por ciento; las de un ingreso superior registraron menos de un 5%.

“De ahí que el Gobierno dispuso de una ayuda para los que desertaron, dado su estado de vulnerabilidad financiera, jóvenes que trabajaban y perdieron su empleo, entonces se creó el Bono Estudiantil, el presidente dispuso una ayuda de RD$200 millones de pesos para los alumnos del sector privado”, detalló García Fermín.

El funcionario precisó que para la Universidad Autónoma de Santo Domingo se destinó una primera partida de RD$234.5 millones para la plataforma y licencias digitales y asignación de RD$30 millones a fin de suplir el déficit de profesores, que implicó la segmentación de sesiones, de un soporte de RD$300 millones.

Especificó que el nivel de deserción en la UASD no fue tan dramático como en academias privadas debido a la tarifa casi simbólica que maneja.

Aplicadas las ayudas, el no ingreso de bachilleres a las casas de estudios se redujo a un 27 %.

Las mismas incluyeron una facilidad de RD$27 mil pesos al cien por ciento de los profesores para dotarlos de equipos tecnológicos e ir cerrando la brecha digital, además de hacer acuerdos del modelo para G5 y ampliar la conectividad.

García Fermín reconoció que el cambio de modalidad influye en la baja calidad, por lo que contrataron becas por RD$20 millones de pesos para suplir, a través de diplomados, los baches que se presentan.

Siguió carrera del papá, un juez durante 35 años

Vocación Franklin García Fermín se inclinó por el derecho influenciado por su padre, Marco Tulio García Paulino, fiscal y juez durante unos 35 años, e igual ocurrió con tres de sus hermanos. Por decisión propia sus cuatro hijos optaron por la misma profesión.

El jurista constitucionalista se considera independiente y de vocación democrática. Su madre era de posición liberal.

Egresó del Liceo Víctor Estrella Liz (Perito) donde formó parte de la Unión de Estudiantes Revolucionarios y al entrar a la UASD en 1976 pasó a formar parte de Fragua; Desde su experiencia observa un cambio en la UASD, al entrar como estudiante estaba comprometida y era un contrapeso para el gobierno de Balaguer, de una moral elevada.

Como rector observó una degeneración a través de los líderes estudiantiles, que no luchan por ideologías, sino por intereses.

“Hoy tenemos una universidad más de espalda a la realidad político social”, dijo.



Yanet Féliz

Yanet Féliz

Noticias Relacionadas