Lunes, 18 de marzo, 2019 | 1:48 pm

Mercedes y Ferrari son equipos inalcanzables

Red Bull presenta mejoría pero no pudo superar el tercer lugar

AUTO-PRIX-F1-ESP


Barcelona, España.-Las actualizaciones de peso que acostumbran a montar las escuderías en el GP de España ha dejado claro que Mercedes y Ferrari continuarán jugando una liga inalcanzable para sus rivales, incluso Red Bull, que también se presentó en Barcelona con un buen paquete de mejoras, pero a la hora de la verdad su único vehículo en carrera estuvo a punto de que le saquen doble vuelta.

En un nivel más inferior, McLaren no pudo finalizar una carrera con sus dos carros pasando por la bandera de cuadros, ya que el joven Stoffel Vandoorne se vio apeado por un accidente, pero como mínimo en la escudería británica vieron a Fernando Alonso concluir un gran premio, tras los cuatro fiascos anteriores de este curso.

Difícil conclusión

Parece difícil extraer alguna conclusión consistente acerca de lo visto este fin de semana en Barcelona, por lo que respecta a Alonso, más allá de que finalizó una carrera, algo novedoso este año.

El viernes, el carro se le volvió a dañar, y el sábado, como si fuese por arte de magia, acabó en un impensable séptimo lugar.

El domingo en el Circuito de Barcelona-Cataluña, acabó la carrera, pero la realidad también fue que está tan lejos de los carros de cabeza que fue dañado dos veces.

En realidad, esta situación la vivieron muchos pilotos, ya que sólo Daniel Ricciardo (Red Bull) se salvó por pocos segundos de haber sido superado por el ganador, Lewis Hamilton (Mercedes), y el segundo, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari).

No hay claro ganador

La situación de los accidentes, a pesar de la emoción que se vivió en Montmeló, deja la actual F1 en una carrera donde si no existen accidentes como los de ayer, en que un Mercedes (Valtteri Bottas, rotura de motor) y un Ferrari (Kimi Raikkonen, accidentado) acabaron apeados, casi ningún otro piloto ajeno a estas dos escuderías parece invitado al podio.

Red Bull, que ha logrado un podio (Max Verstappen, tercero en China), el domingo repitió con la tercera posición de Ricciardo, pero sigue estando bastante lejos de los Mercedes y Ferrari, entre los cuales se jugarán el mundial de pilotos y de constructores. Su compañero Max Verstappen, acabó accidentado en la primera curva.