Mella, un buen dominicano de hoy, en 1844

172
Matías Ramón Mella.

SANTO DOMINGO.-Cuando Matías Ramón Mella Castillo se enroló en el movimiento independentista tenía 22 años.

Había nacido el 25 de febrero de 1816, en la capital, y de acuerdo con Juan Pablo Duarte, ideólogo y motor del movimiento separatista, estuvo entre los fundadores de la Sociedad Secreta La Trinitaria, matriz en la que fue incubada la independencia de un pueblo que desde 1822 era parte de la República de Haití.

Este martes, 25 de febrero de 2020, se cumplen 204 años de su nacimiento. Vivió 48 años, 20 de los cuales estuvieron dedicados a la vida pública, desde que se envolvió con Duarte en la conspiración separatista hasta su deceso el 4 de junio de 1864.

La leyenda patriótica del disparo de un trabuco que marca el inicio de uno de los episodios cruciales de la independencia dominicana tiene a Mella en la primera fila. En sus manos estaba el arma de fuego.

Con sus 22 años Mella era el segundo de más edad de los tres padres fundadores. Duarte, el inspirador, tenía para los días de la fundación de La Trinitaria 25 años y Francisco Sánchez del Rosario tenía 21.

Típico

Para un dominicano de hoy no es difícil verse como una proyección de Mella, el joven que con 22 años se enrola en una agrupación que conspira contra el poder, que con 26 años se compromete y compromete a otros al disparar un trabuco a las 11:00 de la noche ante la Puerta de la Misericordia, dos días después era uno de los once miembros de la Junta Central Gubernativa, el órgano llamado a administrar la vida pública hasta tanto fuera redactada una Constitución, y que de allí sale hacia el Cibao como gobernador de Santiago, un hecho que lo llevó a estar presente como jefe de plaza cuando tuvo lugar la Batalla del 30 de Marzo.

Cinco años después de la separación de Haití lo encontramos en Las Carreras, donde tuvo lugar una de las batallas decisivas para la consolidación de la independencia, liderada por Pedro Santana, el caudillo hatero con el que pasó a colaborar.

Cinco meses después era secretario de Hacienda y Comercio del primer gobierno de Buenaventura Báez, pero tras el rompimiento entre los dos caudillos se quedó del lado del primero.

En bandos opuestos

Con el regreso de Santana al poder, hecho ocurrido en febrero de 1853, Mella se envuelve de nuevo en la vida pública al más alto nivel. Ese mismo año fue enviado a España por Santana, que quería el protectorado o el reconocimiento diplomático. Ninguna de las dos cosas fue posible.

En 1857 dos de los tres padres fundadores estuvieron en bandos enfrentados: Mella colaboraba con Santana y Sánchez con Báez. Seis años después hubieran estado del mismo lado, porque con motivo de la anexión del país a España, Mella se unió a los restauradores de la independencia, pero Sánchez no pudo estar en la guerra que completó la independencia: había sido fusilado el 4 de julio de 1861 en El Cercado por oponerse a la anexión.

-- publicidad --