Médicos Sin Fronteras abren unidades para dar respuesta urgente al cólera en Haití

Médicos Sin Fronteras abren unidades para dar respuesta urgente al cólera en Haití

Médicos Sin Fronteras abren unidades para dar respuesta urgente al cólera en Haití

 Puerto Príncipe.Médicos Sin Fronteras (MSF) abrió unidades de tratamiento del cólera en Puerto Príncipe para dar una “respuesta urgente” ante la aparición de casos confirmados de la enfermedad y la muerte de un niño de 3 años, en colaboración con las autoridades sanitarias de Haití, informó este martes la organización humanitaria en un comunicado.

“Hemos abierto en la capital haitiana unidades de tratamiento del cólera con diez camas en el barrio de Brooklyn y veinte camas en el centro de urgencias de MSF de Turgeau, así como un centro de tratamiento del cólera (CTC) con una capacidad de 50 camas en el hospital MSF de Cité Soleil, que se suman a los puestos de distribución de soluciones de hidratación oral”, explica Médicos Sin Fronteras.

Precisa que el centro de Cité Soleil está preparado para recibir a nuevos pacientes de cólera, pues “las otras unidades están ya saturadas”, después de que en los últimos días varias personas potencialmente afectadas por la enfermedad llegaran con fuertes diarreas y vómitos.

La ONG detalla que el test de un paciente enviado a un laboratorio dio positivo y que se declaró la muerte de un niño de 3 años.

MSF indica que, a 3 de octubre, había admitido 68 pacientes en la unidad de Brooklyn y en los centros de Cité Soleil y Turgeau y alerta de que esta situación se vive en un contexto marcado por las dificultades de la población para acceder a la asistencia sanitaria, pues los centros tienen que reducir sus actividades o cerrar sus puertas ante la falta de carburante y de agua potable, en medio de la violencia y la inseguridad.

A ello se une la escasez de transportes públicos por la falta de gasolina o de diésel, lo que, según MSF, “hace cada vez más difíciles los desplazamientos de los pacientes que necesitan tratamiento».

El cólera ha reaparecido en Haití después de que la enfermedad se diera por controlada en 2019, tras la gran epidemia surgida poco después del terremoto de 2010 y cuyo origen estuvo presuntamente en un vertido de residuos fecales a un río por parte de cascos azules desplegados en el país, con el resultado de 520.000 personas infectadas y la muerte de al menos 7.000.



EFE

Noticias Relacionadas