Domingo, 21 de abril, 2019 | 2:34 pm

Medición de la pobreza



Latinoamérica, de acuerdo al informe “Panorama social de América Latina 2018”, es un amplio territorio para el fomento de la pobreza extrema.

Y donde “la proporción de pobres se mantuvo estable al afectar a un total de 184 millones, que supone un 30,2 % de la población latinoamericana”.

Los países que componen el Triángulo Norte, o sea, México, El Salvador, Honduras y Guatemala son los mayores exportadores de pobres hacia Estados Unidos. Y no tienen mayor incentivo para la migración que la pobreza extrema.

En cuanto a República Dominicana, ¿qué nos toca de ese informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)? Nos coloca junto a Chile y El Salvador, donde se habla de un “aumento de los ingresos laborales de los hogares de menores recursos”.

¿Podemos creerlo?, tratándose de un país donde no hay forma de que prospere una ley general para aumentar los salarios.

Son datos de la Cepal correspondientes a diciembre de 2017, pero muy contundentes, porque la pobreza extrema no tiene, en la región, indicios de que vaya a tener otro comportamiento.

Se trata de una zona donde la pobreza está íntimamente vinculada a los niveles de desesperanza.

Y donde la población joven también es extremadamente pobre y descorazonada.

El informe de marras se da a conocer en un principio de año que debe movernos a una reflexión profunda.