Sábado, 19 de octubre, 2019 | 6:02 pm

Matar el miedo



En el debate público dominicano varias voces apuntalan el miedo como justificación y motor de su accionar político. Se menciona una conspiración internacional contra el país que supuestamente nos obliga a invertir más en educación y a una supuesta fusión con nuestro vecino Haití.

Se motiva la xenofobia y la construcción de un absurdo muro en la frontera.

Igual que cuando Bosch fue presidente y se usaba el miedo al comunismo como arriete contra su política democráctica y de justicia social, hoy muchos usan el miedo a los haitianos y la educación como mecanismo de frenar el gobierno de Danilo Medina. Incluso uno de los aspirantes a ser candidato del PLD coquetea con esas posiciones reaccionarias.

El principal problema de nuestro país es la falta de equidad y en consecuencia el freno al desarrollo real del país.

Ni la demonización de la inversión en educación, ni la xenofofia contra los haitianos, ni la apelación a la “mano dura” contra los pobres que cometen crímenes, ayudará a este país a salir del atraso histórico que carga.

Desde nuestra Independencia una gran mayoría de los que han tenido poder político y económico han buscado mantener la mayoría del pueblo en la miseria y valerse del autoritarismo como ejercicio del poder, y una minoria ha militado por mayor jusitica, equidad y democracia.

No es por tanto algo nuevo. Debemos volver a Bosch cuando al llegar del exilio en 1961 nos enseñó que había que matar el miedo.

David Alvarez

Publicidad