Domingo, 16 de junio, 2019 | 12:13 am

Más del 50% de la población está limitada a uso de avances y técnicas cardiológicas

Razón. Especialistas denuncian catálogo de servicios de ARS no se actualiza acorde a avances de la medicina. Solución. Demandan reforma general en sistema salud que beneficie a primer nivel.

José Luis Peña, Maribel Almonte,   Juan Bolívar Díaz, Claudia Almonte, Fausto Warden y Santo  Ramírez.  José de León
José Luis Peña, Maribel Almonte, Juan Bolívar Díaz, Claudia Almonte, Fausto Warden y Santo Ramírez. José de León


SANTO DOMINGO.-Más del 50% de la población está limitada a hacer uso de los avances y técnicas novedosas introducidas en el área de cardiológica para salvar vidas.

Esto se debe a que la mayoría de los procedimientos para combatir esas patologías no están contemplados en el catálogo de servicios de las administradoras de riesgos salud.

Por esto se hace urgente una reforma general dentro del sistema para que se actualice la cobertura de servicios que brindan las ARS a la población.

Esta problemática fue denunciada ayer por la nueva directiva de la Sociedad Dominicana de Cardiología (Sodocardio) al participar en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.

La presidenta de la Sodocardio, Claudia Almonte, manifestó su preocupación con el tema porque muchas de las muertes causadas por las enfermedades cardiovasculares pudieron prevenirse con una mayor cobertura a procedimientos nuevos existentes.

“La cardiología moderna hoy aborda procedimientos mínimamente invasivos que pueden corregir el problema del paciente, sin embargo el catálogo de servicios de las ARS, que no debería ser llamado catalogo, no incluye la mayoría de estos”, dijo.

Colapso

De su lado, el presidente del Consejo de Sociedades Médicas Especializadas, Santo Ramírez, precisó que todas las falencias que tiene el sistema de salud se deben al colapso de la Seguridad Social.

Alegó que las administradoras de salud se preocupan más por la viabilidad financiera que por disponer una cobertura universal del plan básico de salud que no mida jerarquía.

“El Seguro Familiar de Salud debió ser para todos y lo que hacen es violar la ley a espalda del Congreso, creando un plan de servicio totalmente distinto al original, que solo sirve para dar servicios de forma longitudinal y no de forma transversal, opuesto en su naturaleza al plan básico de salud”, detalló Ramírez.

Lamentó que por esta razón más de cuatro millones de personas no tengan acceso a ningún tipo de servicio.

Empoderamiento

Ramírez reveló que la falta de conocimiento en la población sobre los derechos que le confiere la Ley de Seguridad Social, evita que se empodere para generar los cambios que se necesitan.

Enfatizó que la Constitución obliga al Gobierno y al Estado a cumplir con el mandato de la ley, sin embargo, dijo que lo intereses de sectores de poder no han dejado que se aplique.

Técnicas desfasadas

El cardiólogo José Luis Peña Reyes indicó que las técnicas para abordar enfermedades arteriales que disponen las aseguradoras no se practican desde hace 50 años.

“El único procedimiento que las ARS tienen disponible para este tipo de enfermedades es la envoltura de un aneurisma con parte del intestino, la cual es una técnica que tiene más de cinco décadas que no se usa, porque el cirujano actual ni la sabe hacer”, puntualizó el galeno.

Refirió que es de suma importancia saber que la ciencia ha evolucionado, principalmente al tratar patologías cardiovasculares, que son la segunda causa de muerte en el mundo, solo superadas por las muertes violentas.

Agregó que muchos necesitados se están quedando fuera de las posibilidades de usar técnicas novedosas que curan de forma más simple, lo que reduce la esperanza de vida de los dominicanos.

Liderazgo pobre

Peña Reyes criticó que el Ministerio de Salud Pública disminuyó su liderazgo de asumir el control durante la primera reforma de salud en el país, ya que cedió parte de su dominio a los médicos públicos y privados.

Señalo que la entidad estatal es la responsable de impulsar los cambios que necesita el sistema, tomando como eje central los intereses de la población.

Prevención pobre

Claudia Almonte lamentó que en el país sean muy pobres las campañas de prevención que se realizan y lo atribuyó a la falta de compromiso de las aseguradoras, que dijo deben proveer como mínimo el cinco por ciento de los recursos que manejan en este tema.

Almonte añadió que el Estado debe involucrarse, estableciendo políticas públicas que induzcan a la salud preventiva y no enfocarse solo en curar la enfermedad.

“Como Sociedad de Cardiología también aportamos nuestro granito de arena para hacer campañas para prevenir enfermedades inducidas por el hábito de fumar, el sedentarismo y la mala alimentación, ya que son la clave que detiene los indicadores de mortalidad”, dijo la especialista.

Manifestó que las ARS solo cumplen con esta norma para beneficiar a un segmento selectivo.

Cardiólogos denuncian trabas acceso a fármacos

Antídoto. El cardiólogo Fausto Warden denunció que los pacientes pasan mucho trabajo al adquirir los medicamentos para tratar las enfermedades cardíacas, ya que son de muy alto costo y la cobertura de las ARS muy limitadas. “Las ARS destinan unos ocho mil pesos anuales para medicamentos a los afiliados al plan básico, lo que no da para tratar efectivamente las patologías del corazón”, explicó.

Señaló que esto impide al médico tener un control efectivo durante el seguimiento, porque muchos inician y luego abandonan el tratamiento por la falta de recursos.

“Los medicamentos son decisivos en la respuesta clínica del paciente, y si no lo recibe apropiadamente, por más que luchemos por él, no valdrá de nada, por eso es necesario hacer cambios”, manifestó.