Martínez llega fácil hasta la inmortalidad

Martínez llega fácil hasta la inmortalidad

Martínez llega fácil  hasta la inmortalidad

Boston.Tras una espera de 32 años, República Dominicana, el país extranjero de mayor población en las Grandes Ligas, logró colocar un segundo representante al Salón de la Fama de Cooperstown, el mayor reconocimiento que puede recibir un pelotero en el béisbol profesional.

El lanzador Pedro Martinez se unió a su colega Juan Marichal, electo en 1983, como los únicos quisqueyanos en Cooperstown, tras recibir el voto favorable de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA, por sus siglas en inglés), anunciaron ayer las autoridades del Salón de la Fama.

La ceremonia de 2015 está programada para el domingo 26 de julio en el Complejo Deportivo Clark de Cooperstown, New York.

Junto con Martínez, también serán inmortalizados el zurdo Randy Johnson,John Smoltz y Craig Biggio.

Esto marca la primera vez desde 1955 que se eligen más de 3 jugadores en un año al Salón de la Fama.

En esa elección resultaron electos Joe DiMaggio, Gabby Hartnett, Dazzy Vance y Ted Lyons. Antes de eso, la única otra ocasión en que se habían elegido cuatro jugadores fue en 1947, cuando Lefty Grove, Carl Hubbell, Mickey Cochrane y Frankie Frisch fueron inmortalizados.

Su carrera

Martínez tuvo marca general de 219-100, efectividad de 2.93, 3,154 ponches, 2,827 entradas, 46 juegos completos y 17 blanqueadas.

Dos veces ganó 20 encuentros, conquistó cinto títulos de efectividad y tres de ponches. Superó los 300 abanicados en un par de ocasiones.

El ocho veces Todos Estrellas puso algunos de los números de dominio más extraordinarios de la historia en una era claramente dominada por los bateadores.

Entre las temporadas de 1999 y 2000 obtuvo 41 triunfos, 517 ponches y una efectividad combinada de 1.90, apenas el quinto lanzador de la historia con números parecidos en dos años.

Jugando en plena era del bateo y pasando los mejores años de su carrera en Fenway Park, uno de los paraísos para la ofensiva, Martínez tuvo una efectividad ajustada de 154 (lo que significa que fue 54% mejor que el resto de los lanzadores de su época), la mejor de la historia.

Más logros

Martínez ganó tres veces el Premio Cy Young (1997, 1999-2000) y quedó entre los primeros cuatro en otras cuatro ocasiones: 1998 (2.º.), 2002 (2.º), 2003 (3.º) y 2004 (4.º). “Quiero dedicárselo a mi familia, a la República Dominicana, a Latinoamérica’”, dijo Martínez al ser entrevistado desde Boston en una emisión del canal MLB Network. “Que sientan que tienen un latino más en el Salón de la Fama”.

Martínez es el octavo latinoamericano electo por haber brillado en los diamantes de las ligas mayores y el decimocuarto hispano en sentido general que alcanza la inmortalidad.



Avatar

Agencias