Malapagas

68
José Báez Guerrero

Es peligroso comentar decisiones judiciales sólo por reportes mediáticos, pero me extrañó que la Suprema Corte dizque juzgó que ninguna institución financiera puede debitar cuentas de clientes sin notificarlo o tener autorización del titular.

La corte conoció en casación sobre un banco demandado por daños y perjuicios, para devolver débitos protestados por su cliente.

Me extraña la noticia porque casi siempre al abrir una cuenta el contrato establece cuáles cargos el banco puede debitar automáticamente, lo cual se refleja de inmediato en el balance que no es ningún secreto para el cliente.

Habrá casos de entidades que aprovechan letras chiquitas de sus contratos para cobrar ilegalmente seguros o servicios no contratados ni solicitados.

Comoquiera, es una locura pretender que alguien deba y no pague a un banco donde ese mismo deudor mantiene depósitos, sin que se pueda debitar lo vencido. No digo que sea el caso en cuestión; apoyo que haya protección al consumidor y buena supervisión bancaria. Pero hay pícaros que inventan mil maneras para escapárseles a quien los financió.

-- publicidad --