Madres solteras reciben mayor presión social y económica que las casadas

44
Los especialistas advierten del trauma que sufren las mujeres que crían hijos sin apoyo emocional y económico de parejas.

SANTO DOMINGO.-“A veces no duermo pensando qué darle de comer a mis tres hijos”, cuenta Sarha Acosta, madre soltera de 38 años de edad.

Explica que está separada hace más de cinco años y tras esa ruptura quedó con la responsabilidad de criar a sus hijos de 13, 12 y tres años. “He trabajado como doméstica, vendido productos de belleza en la calle, dulces, helado y frutas para poder dar de comer a mis hijos y enviarlos a la escuela”, cuenta Acosta mientras intenta limpiarse las uñas.

“Son muchos los días que lloro a escondida, para que ellos no vean que me siento mal, pero en otras ocasiones la carga económica, emocional y social me presiona a tal punto que por todo les reclamo o castigo , manifestó la dama. Esa presión económica, emocional y social que vive Almonte lo padece el 33% de las mujeres, las cuales, según datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE),son madres solteras .

En 2016 esa entidad reportó 123,686 nacimientos de madres solteras. Mientras que en 2015 la entidad informó que alrededor del 40% de los hogares dominicanos eran monoparentales (formados por un solo progenitor).
Otro caso similar al de Acosta es el que vive Thelma Hidalgo, de 40 años.

Al verme sola y sin ayuda comencé a buscar trabajo, pero solo encontré en una banca de apuesta clandestina, expresó Hidalgo.

“Asumí esa responsabilidad tras mi expareja emigrar a Puerto Rico de manera ilegal, en ese momento pensé que era solo por unos años, pero no fue así, con el tiempo se olvidó de sus dos hijos”, se lamentó Hidalgo.

De eso hace alrededor de 15 años, tiempo en el que logró que uno de sus vástagos alcanzara una licenciatura en Educación y el otro ya es bachiller puntualizó Hidalgo a EL DÍA.

Presión psicosocial

El divorcio, el matrimonio infantil, la irresponsabilidad paterna y la migración son factores que están aumentando el índice de mujeres que asumen la cabeza del hogar, aseguró el psiquiatra y especialista en terapia familiar y de pareja José Gómez.

Esas mujeres poseen mayor presión psicosocial, ya que tienen que asumir los compromisos educativos y financieros de la familia, lo que les afecta de manera emocional, explicó Gómez.

“Esto genera diversos trastornos, entre ellos ansiedad, falta de sueño, irritabilidad, depresión y psicosomáticos”, puntualizó el también expresidente de la Sociedad Dominicana de Psiquiatria.

José Gómez detalló que el 46% de las parejas que se casan terminan divorciándose, lo que aumenta las familias monoparentales.

Además, el 36% de las adolescentes que se casan terminan siendo madres solteras, sostuvo Gómez.

Opinión de expertos

De su lado, el psiquiatra César Mella considera que ese estatus puede generar un factor de restricción para las mujeres, ya que esa condición puede llevar a las féminas a negarse a establecer una nueva relación de pareja, para evitar que sus hijos sean objeto de abuso sexual o psicológico, explicó Mella.

El estatus de madre soltera limita el desarrollo educativo y económico de las mujeres en esa condición, ya que al tener que insertarse en el mercado laboral sin haber concluido los estudios técnico o universitarios no tienen acceso a empleos formales, lo que las obliga a buscar empleo para subsistir, explicó el sociólogo Antinoe Fiallo, a la vez dificulta la posibilidad de insertarse en la economía nacional y acceder a servicios básicos”, detalló en Fiallo en una entrevista para EL DÍA.

Consecuencias

Para el también sociólogo Celedonio Jiménez, la escasa cultura de resolución de conflictos, junto a los factores previamente citados por los especialistas, son los principales detonantes de las rupturas de parejas.

Pese a que en esta situación miles de mujeres solteras han educado en valores a grandes profesionales, lideres políticos y religiosos, Jiménez citó un estudio de su autoría en el que indica que la mayoría de los menores en conflicto con la ley son de hogares en los que el hombre ha abandonado su responsabilidad paterna.
Los especialistas coincidieron en que se requieren políticas de apoyo a las madres solteras.

Factores sociales

—1— Discriminación
El entorno social les exige más responsabilidad en la crianza de sus hijos a las madres solteras y en caso las discriminan porque debe dedicar más tiempo al cuidado de sus hijos,dijo el psiquiatra César Mella.

—2— Estrés
“Cuidar a un niño sin el apoyo de pareja requiere de tiempo y un esfuerzo extra, algo que no siempre es fácil de asimilar, incluso cuando se trata de una decisión madura y meditada, indicó José Goméz.

El cuidado de los infantes

Debate. El 60% de las madres solteras en América Latina vive en condiciones de pobreza, según el Banco Interamericano de Desarrollo.Estas enfrentan restos para el cuidado de sus hijos ya que las guarderías privadas pueden resultar demasiado costosas y las públicas pueden no satisfacer todas las necesidades de los menores o resultar riesgosas.

El informe realizado por el BID en 2015 titulado “Child Care Arrangements and Labor Supply” indica que el número de mujeres que ingresa al mercado laboral aumenta aceleradamente (22,8 millones en la última década) , las cuales requieresn infraestructuras de desarrollo infantil fuertes para acarrear los costos del cuidado de estos.

Soluciones de bajo costo En el informe dice que el costo es un factor clave y puede ser considerado una especie de “impuesto sobre el salario de la mujer”, en otras palabras, «mientras más cara es una guardería, menor valor tiene el tiempo de las madres en el mercado laboral”.

El banco recomienda a los Gobierno de América Latina a ofrecer servicio de guardería a la ciudadanía.

-- publicidad --