Lunes, 20 de mayo, 2019 | 8:23 am

Madre no denunció al verdugo de hijo

Coerción. Ministerio Público solicitará hoy un año de prisión contra confeso asesino de menor.

Imputado permanece detenido en el destacamento Felicidad.
Imputado permanece detenido en el destacamento Felicidad.


SANTO DOMINGO.-Mónica Montero, madre del niño de nueve años ultimado el pasado lunes en el interior de su vivienda en el ensanche Isabelita, no denunció el intento de abuso por parte de quien luego se convirtió en el verdugo de su hijo.

Una fuente ligada a la investigación indicó que Montero le manifestó a las autoridades que su hijo Leonardo Montero le reveló que Miguel Ángel Reynoso Jiménez (el Negro), con quien sostenía una estrecha amistad, lo manoseó e intentó abusar sexualmente de él.

Reynoso Jiménez, quien admitió a la Policía haber cometido el atroz crimen al ser trasladado a la Fiscalía del municipio Santo Domingo Este, dijo que no recordaba los hechos sucedidos ese día, porque, según él, estaba bajo los efectos de las drogas.

El informe de la Policía establece que el imputado, tras ser interrogado, explicó que luego de cometer el hecho se marchó de la casa y fue a un colmado cercano, por lo que al escuchar la alarma de algunos vecinos de que la casa donde residía el niño se estaba quemando le pidieron ayuda para apagar el fuego, pero no reaccionó.

El Ministerio Público conocerá hoy medida de coerción contra el imputado, contra quien solicitará un año de prisión preventiva, asegurando tener suficientes elementos de pruebas contra él.

Hasta el momento las autoridades no han dado a conocer los motivos que llevaron al imputado a cometer el crimen.

Tras el hallazgo del cadáver del menor en el interior de la vivienda, vecinos que pidieron reservas de sus nombres revelaron que Reynoso Jiménez pasaba mucho tiempo con el menor en su residencia mientras su madre no estaba en el lugar.