Los políticos y el Covid-19

152
Jesús Díaz
Jesús Díaz

Que nos valga la osadía en cuarentena para escribir sobre temas tan sensible, cuando el país y por ende el mundo viven una pandemia provocada por Coronavirus o Covi-19, situación que provoca crisis sanitaria, problemas financieros, afecta la producción nacional y los sectores populares.

En medio de esta urgencia sanitaria mundial, hay algunos elementos y hechos del patio que debemos reflexionar en cuanto a medidas y acciones que desarrollan nuestros políticos, sobre todo al salir de un proceso eleccionario reciente y entrar en otro de manera inmediata.

Que el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, donara 20 millones de pesos de los recursos que tiene asignado a su campaña electoral para ayudar a combatir la situación por el coronavirus (COVID-19), puede ser un hecho mediático para sacar provecho político en medio de la crisis.

Lo mismo podemos pensar ante el hecho de que éste se comprometiera a retornar al país desde Cuba a un grupo compuesto por más de 100 médicos dominicanos que habían solicitado su regreso a las autoridades.

Más que una acción de un candidato, cuestionado por el manejo de los fondos públicos cuando estuvo al frente del Ministerio de Obras Públicas, es una escaramuza que desnuda aún más nuestro sistema de conducción del Estado, donde los recursos del presupuesto nacional y las relaciones diplomáticas con otros países de la región y el mundo quedan cortas hasta para retornar al país a nuestros conciudadanos.

Tratando de ser lógico y racional, jamás podemos desligarla de la política, y menos en medio de una pandemia, para que pueda prevalecer por encima de todo el criterio de la realidad.

Y si reflexionamos sobre la realidad y la racionalidad, lo del candidato Gonzalo Castillo parece tener una evidente intención preestablecida como herramienta de distorsión entre el papel del Gobierno y su candidato presidencial.

Pudiera alguien en el mundo imaginar que la canciller alemana Angela Merkel, donara 20 millones de Euros para combatir el COVI-19 en su país, de seguro que no, sería investigada de manera inmediata. O pudiéramos citar el caso de dos candidatos presidenciales de los Estados Unidos como Joe Biden y Bernie Sanders. Cualquier departamento de investigación los convidara a explicar de dónde salieron esos recursos, si realizaran una donación de 20 millones de dólares.

Esto es una herramienta muy vieja y conocida entre el mundo de la política y lo mediático, contribuir a la alineación mediante la dádiva para que las personas se conciban como sujetos pasivos.

Queda pues de entre los dominicanos y dominicanas asumir la solidaridad como elemento de principios y valores, donde una posición o condición económica no sea la que defina el criterio para aportar de manera sincera en un momento crítico de nuestra sociedad.

-- publicidad --