Los países deben pedir a organismos aplazar deuda

Región. Cepal indica FMI, ONU y Banco Mundial deben dar acceso a financiamiento y sostener gasto social. Causa. Crisis generada por Covid-19 agarró Latinoamérica en mal momento.

315

BOCA CHICA.-Los países de Latinoamérica, entre ellos Argentina, República Dominicana y Ecuador, deberían unirse y reclamarles a los organismos financieros internacionales la postergación de sus obligaciones de deuda, debido a la crisis por las que están atravesando por el impacto generado por el Covid-19 en las economías.

El planteamiento fue hecho por Alicia Bárcena, secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, quien expresó en una rueda de prensa virtual que los organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario, Naciones Unidas y el Banco Mundial, deben ayudar a estos países a limitar los efectos de la pandemia en la población.

“Necesitamos medidas que están afuera de la caja, innovadoras, y que también nos ayuden”, señaló la ejecutiva, según una publicación de la agencia Associated Press (AP), en la que se precisa que esos organismos deben garantizar acceso al financiamiento y sostener el gasto social y la actividad económica.

Situación local
El llamado viene a alertar sobre la difícil situación de la región que desde 2012 atraviesa una desaceleración económica, que se profundizó en 2015 y 2016 con una contracción y terminó en 2019 con una economía estancada.

En el caso de la República Dominicana, en el año 2019 se logró alcanzar un crecimiento de 5.1%, tras la aplicación de fuertes medidas de flexibilización monetaria que ayudaron al país a salir airoso de los efectos de una campaña negativa contra el turismo, una menor actividad económica fruto de las actividades propias del certamen electoral interno y por los enfrentamientos comerciales entre Estados Unidos y China. Aún así, ese comportamiento fue menor al 7% alcanzado en el 2018, según informes del Banco Central.

Por el lado de la deuda pública, hasta septiembre de 2019 crecía al preocupante ritmo promedio de RD$702 millones diarios. Con eso llegó a US$43,738.1 millones, pasando de 48.1% del PIB a 49.8% en el pasado año 2019.

Esto era prácticamente el doble de la velocidad del crecimiento de la economía medida en dólares.

Proyección crecimiento
Antes de la pandemia, la Cepal había proyectado un crecimiento máximo de 1,3% en 2020 para Latinoamérica, pero por los efectos de la crisis modificó su pronóstico a una contracción económica de entre 1,8% y 4%.

A nivel mundial, la economía podría contraerse 0,9% este año por la pandemia del coronavirus, un cambio brusco respecto a la estimación anterior que preveía un crecimiento de 2,5%, de acuerdo con las Naciones Unidas, precisa la AP.

La pobreza
El aumento de la pobreza extrema es uno de los efectos que más preocupa, según señaló Bárcena, ya que pasaría del 10,7% al 13,3%, para alcanzar a unos 82 millones de personas.

Explicó que los países de América Latina deberían prestar atención a algunas medidas que están implementando Estados Unidos y algunas naciones europeas para paliar los efectos en la población, en las pequeñas y medianas empresas.

Entre estos citó: préstamos estatales y garantías de crédito para empresas, subsidios de desempleo, aplazamiento del pago de impuestos y subsidios a la seguridad social.

5% Crecimiento.
Esa es la proyección de crecimiento que se tenía para la economía dominicana en este año 2020.

-- publicidad --