Los ocho dominicanos que batean .300 en Grandes Ligas

Líder. Vladimir Guerrero ha sido el mejor entre los criollos con .316 de por vida. Activos. Robinson Canó (.302) y Albert Pujols (.300) batallan para terminar con la cifra aristocrática.

157
Vladimir Guerrero posee el promedio más alto entre los dominicanos. Archivo

SANTO DOMINGO.-Sólo ocho dominicanos tienen promedio de bateo de por vida sobre .300 en las Grandes Ligas, dos de ellos activos.

El prestigioso club, con 4,000 ó más apariciones en el plato, es encabezado por Vladimir Guerrero y le siguen, Manny Ramírez, Mateo Rojas Alou, Manuel Mota, Moisés Alou, Robinson Cano, Albert Pujols y Pedro Guerrero. Vlad Guerrero encabeza la lista con promedio de .316. «La Tormenta de Don Gregorio» ocupa el lugar 55 de todos los tiempo.

El jardinero Jugó en 2,147 partidos con los Expos de Montreal, Angelinos de Anaheim, Vigilantes de Texas y los Orioles de Baltimore con 8,155 turnos al bate, 449 cuadrangulares y 2,590 hits. Bateó sobre .300 en 13 de sus 16 temporadas en Grandes Ligas, todo un hito.

Manny Ramírez (.312).

Manny Ramírez es el segundo en promedio de por vida entre los dominicanos con .312 y en el escalón 81 de todos los tiempos. En su 19 temporada tomó 8,244 turnos al bate, con 555 cuadrangulares y 2574 hits.

Manny fue un azote

En este mometo, Manny amenaza con salir de su retiro ya que se espera que retome la actividad con el Parma Baseball Club de Italia.

El mejor tercer promedio de por vida corresponde a Mateo Rojas Alou con 307, en la posición 129 de todos los tiempos.

En 15 temporada en la gran carpa, participó en nueve equipos con 5,789 turnos y 1,777 hits.

En la cuarta posición está Manuel Mota con .304, seguido por Moisés Alou con .303 y Robinson Cano (.302). Completan el selecto grupo de bateadores históricos Albert Pujols y Pedro Guerrero, ambos con .300. Pujols y Canó están activos y con contratos garantizados por varios años por lo que podrían bajar del promedio privilegiado antes de terminar sus respectivas carreras en las mayores.

*Por IVÁN CRUZ DÍAZ

-- publicidad --