Los aportes a la salud de la lactancia materna

Los aportes a la salud de la lactancia materna

Los aportes a la salud de la lactancia materna

SANTO DOMINGO.- Hoy inicia la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se centra en fortalecer la capacidad de los actores encargados de proteger, promover y apoyarla en los diferentes ámbitos de la sociedad.

De acuerdo con Cinthia Alvarado Jiménez, pediatra gastroenteróloga del Centro Médico Docamed, describe se ha demostrado que es el único alimento de manera exclusiva que necesita el infante durante los primeros seis meses, y en América Latina, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la lactancia ha aumentado un 15 %, salvando seis millones de niños en los países más vulnerables.

¿Cuáles beneficios ofrece y cómo ayuda en la salud digestiva del bebé?

En el bebé asegura un adecuado soporte nutricional y un mejor crecimiento y neurodesarrollo, mayor vínculo afectivo con su madre, mejor absorción, menor riesgo de enfermedades, menores visitas médicas, mayor desarrollo intelectual. Esta contiene anticuerpos como IGG e IGA (inmunoglobulina G y A) que protegen y ayudan a la maduración inmunológica; mejora el desarrollo de una adecuada microbiota intestinal, que previene infecciones de tipo gastrointestinales.

Dra. Cinthia Alvarado

 

¿Cómo ayuda a la flora intestinal del infante?

Es importante en el desarrollo de la microbiota intestinal infantil, ya que transporta una gran cantidad de oligosacáridos, prebióticos, probióticos, hidratos de carbono que favorecen el crecimiento de determinados microorganismos como son bifidobacterias, lactobacilos, útiles para contribuir a la colonización gastrointestinal neonatal y al desarrollo y maduración inmunológica durante las primeras etapas de su desarrollo y con un papel determinante para responder frente a agentes patógenos, dando un equilibrio de su salud gastrointestinal.

¿Qué males gastrointestinales previene?

Al proporcionar una microbiota intestinal sana, es menos probable que el niño presente infecciones intestinales como son gastroenteritis, diarrea, cólicos, inflamaciones intestinales, estreñimiento, entre otras. Los primeros mil días son cruciales y considerados como la “ventana de oportunidad”.



Erika Rodríguez