Los altos niveles de abstención dan la ventaja al partido de gobierno

En 1968. En las elecciones municipales de 1968 fueron escogidos 78 síndicos que ejercieron funciones por dos años.En 2020. Serán escogidos 158 alcaldes y 235 directores municipales.

176

SANTO DOMINGO.-Cada vez que ha habido en el país una elección del nivel municipal y congresual separadas del nivel presidencial, la abstención se ha disparado sobre el tradicional 30 % de las elecciones generales o presidenciales.

La más alta se produjo en el año 2002, cuando alcanzó el 50 %; la más baja en 2010, cuando fue del 40 %.

La separación de las elecciones es un esfuerzo añejo. Las primeras fueron montadas en 1968, en las que resultaron electos por dos años 78 síndicos.

A continuación, hubo elecciones generales (presidenciales, congresuales y municipales) en los años 1970, 74, 78, 82, 90 y 94. En el año 1996 hubo una elección en el nivel presidencial y desde entonces anduvieron separadas hasta el año 2016.

En el año 1998 hubo elecciones congresuales y municipales. Desde entonces estos dos niveles de elección estuvieron separados del nivel presidencial hasta el año 2010, cuando los funcionarios fueron elegidos por seis años, de acuerdo con la decimosegunda disposición transitoria de la Constitución del año 2010.

Hubo de nuevo elecciones en el año 2012 en el nivel presidencial y de diputados en el exterior. Las del año 2016 fueron generales ordinarias (en los tres niveles: presidencial, congresual y municipal).

Votar o no votar

Cuando se trata de elecciones generales o del nivel presidencial vota más gente que cuando la elección es sólo en el nivel municipal o congresual y municipal, cuando mucha gente no vota y alguno pudiera preguntarse, ¿por qué?

La pregunta debe de ser importante para tratar de entender por qué va a las urnas una persona para elegir a un alcalde, un director municipal o un regidor. Y desde luego, por qué no va.

Una persona vota para escoger a un alcalde porque es un demócrata municipalista convencido de que una buena administración local es fundamental para tener un pueblo organizado.

Vota porque es parte de un partido político que lo arrastra en esa dirección; porque es empleado de un cabildo o lo es un pariente cercano o un amigo que lo convence de que lo haga; porque le pagan el voto o porque es un mandato del partido con el que se encuentra comprometido.

Quienes no votan en el nivel municipal pueden estar convencidos de que esa es una parte de la administración pública en la que no se toman decisiones importantes, no vota porque es parte del 30 % que tampoco lo hace en las elecciones presidenciales o para el Congreso Nacional, porque considera las elecciones una pérdida de tiempo, o es parte de los socialmente ascendidos que no están dispuestos a perder el tiempo en una actividad llena de incomodidades y de la que no recibirá ninguna distinción. Las boletas, se oye decir, son complicadas.

Con niveles de abstención como los que tradicionalmente se producen en este nivel de elección las ventajas corren del lado del partido que tiene el control del Presupuesto Nacional, tiene a los contratistas y cuenta con los medios para llevar a la gente a votar y para coaccionarlas.

La Constitución

El domingo, día 16 de febrero de 2020, tienen lugar las primeras elecciones del nivel municipal separadas de los otros dos niveles de elección, desde el año 1968. De acuerdo con el artículo 209 de la Constitución de la República, la elección de las autoridades del nivel municipal será realizada cada cuatro años el tercer domingo de febrero y según el artículo 274, párrafo primero, las autoridades electas “tomarán posesión el 24 de abril del mismo año”.

Los candidatos presidenciales, que se medirán el 17 de mayo en un certamen que incluye también el nivel congresual, promueven las candidaturas locales como una forma de mantener la promoción de su imagen y su persona y con la esperanza de contrarrestar una alta abstención, que beneficia al partido de gobierno por el peso que ejerce sobre las voluntades la nómina pública y el Presupuesto Nacional, del que salen los recursos de los programas de asistencia.

Con la lista de los beneficiarios de estos programas, la nómina pública y el padrón de electores se puede llegar a hacer maravillas en un colegio electoral si se cuenta con la información sobre las personas que han ido a votar, las que han sido llevadas y las que no han ido a cumplir con este deber cívico.

Algunos denominan a estos procedimientos sociología política.

A quién beneficia

Cada vez que ha habido un alto nivel de abstención el partido de gobierno conserva el poder o se imponen las fuerzas conservadoras, por lo menos en el nivel presidencial. Nada permite pensar que en esta ocasión vaya a ser diferente en un ambiente sin persecución política y de estabilidad económica.

La división del partido en el poder es una amenaza cierta contra la continuidad, pero esto en la administración del Estado, no en el nivel municipal, que es el que está en juego el domingo, día 16 de febrero. La elección presidencial tendrá lugar el día 17 de mayo.

También es ventajoso para el partido de gobierno que es más compacto y a este se oponen todos los de la oposición, que a su vez se oponen entre sí, lo cual puede ser crucial en los municipios pequeños y en los distritos municipales, en los cuales se gana o se pierde una posición electiva por uno o decenas de votos debido al peso de los liderazgos locales.

—1— La proclama
El día 8 de noviembre de 2019 fue dada a conocer la proclama de la Junta Central Electoral que convoca a las elecciones ordinarias generales municipales del 16 de febrero de 2020.
—2— A medianoche
A partir de la media noche del viernes, día 14 de febrero, debe cesar todo activismo político y el domingo, a las 7:00 de la mañana, quedan abiertos los colegios electorales.

3,849 Cargos electivos
Serán escogidos entre alcaldes, vicealcaldes, directores distritales, regidores y suplentes de regidores.

— Otro país
En las elecciones municipales de 1968 fueron escogidos 78 síndicos. En las de 2020 serán escogidos 158 alcaldes (antes eran síndicos) y 235 directores distritales, así como un mil 164 regidores con sus respectivos suplentes.

-- publicidad --