Lunes, 23 de septiembre, 2019 | 11:10 am

Lo salvado y lo perdido en fuego de Notre Dame

Planes. Reconstruir la catedral Notre Dame será un proceso largo y complicado.

Una gran decisión será si se conservará  como era  antes.
Una gran decisión será si se conservará como era antes.


PARÍS, FRANCIA.-Los bomberos declararon ayer que triunfaron en una batalla de más de 12 horas para extinguir un infierno que devoraba la emblemática catedral de Notre Dame de París, un incendio que destruyó su aguja y parte de su techo, pero que no afectó sus campanarios.

Plegaria del papa

El papa Francisco pidió en sus oraciones que la catedral de Notre Dame vuelva a ser un santuario para la fe católica, un símbolo de la nación francesa y un obsequio espiritual y arquitectónico para la humanidad.

En una emotiva nota enviada al arzobispo de París, Michel Aupetit, Francisco dijo ayer que el incendio sufrido por la catedral, a la que calificó de “una joya arquitectónica de memoria colectiva”, fue particularmente devastador porque sucedió en Semana Santa, cuando los cristianos conmemoran la muerte y resurrección de Jesucristo.

En tanto, la reina Isabel II envió un mensaje de solidaridad al presidente francés Emmanuel Macron luego del incendio que devastara a la catedral. La monarca británica dijo que estaba “profundamente entristecida” de ver a la catedral en llamas.

No hay evidencia de que el incendio fuera intencional.

Templo y museo

Notre Dame no era solamente una catedral emblemática y una joya de la arquitectura gótica, sino también un museo que alojaba tesoros y reliquias de incalculable valor religioso, artístico, musical e histórico.

Algunas de esas piezas se perdieron para siempre. Otras se salvaron casi intactas, otras solo dañadas parcialmente y otras pudieron ser sacadas antes de que el fuego destruyera parte del techo y la aguja.

Promesa de Macron

— Reconstrucción
El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró ayer que desea que la Catedral de Notre Dame sea reconstruida en cinco años. También agradeció a los bomberos y policías que combatieron las llamas.