Sábado, 17 de agosto, 2019 | 9:01 pm

Límites comerciales con china son prácticamente inexistentes, según exembajador

Roberto Alvarez, ex embajador de la República Dominicana ante la OEA. Foto José de León.
Roberto Alvarez, ex embajador de la República Dominicana ante la OEA. Foto José de León.


SANTO DOMINGO.- Los límites en las relaciones bilaterales con China son prácticamente inexistentes y las autoridades no han sopesado debidamente la seriedad del conflicto comercial entre Estados Unidos y China continental.

Así lo considera  Roberto Álvarez, ex embajador de la República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos.

Álvarez especificó que el turismo chino ha sido limitado en toda la región. Señaló que Cuba recibió en 2017 aproximadamente 35,000 turistas chinos, México en 2016 recibió unos 74,000, Brasil en 2014 recibió 60,000 y así el resto de los países va en escala descendente.

“México en el 2004 estimó poder recibir en el futuro unos cinco millones de turistas chinos”, recordó Álvarez.

En cuanto al comercio, Álvarez mostró el déficit comercial de Latinoamérica con el gigante asiático el cual ha crecido con el paso de los años. Aseguró que el intercambio comercial para América Latina y el Caribe en conjunto fue negativo con China, fluctuando en un déficit de US$71,400 millones de dólares en 2013 a US$74,254 millones en 2017, agregó que el grueso del déficit perteneció a México seguido de Brasil, Chile y Perú.

“Todos estos países establecieron relaciones con China hace mucho tiempo Cuba fue el primero en 1960”, dijo Álvarez.

El intercambio comercial entre República Dominicana y China ha tenido un comportamiento similar al resto de Latinoamérica desde 2012 al 2017. En 2012 el país logró sus mayores exportaciones con un total de 409 millones de dólares, desde entonces las exportaciones han decrecido llegando a 167 millones de dólares en 2017.

Roberto Álvarez valoró las relaciones bilaterales con China pero recomendó exigir al gobierno la más amplia publicidad y transparencia en relación a todos los acuerdos y memorandos de entendimiento suscritos por el gobierno dominicano con cualquier gobierno extranjero; establecer una unidad de inteligencia sofisticada; modernizar y fortalecer la ley 16-95 sobre inversión extranjera, estableciendo controles claros y estrictos para las inversiones en especial aquellos países donde no existe una economía de mercado.

También, definir claramente las áreas prohibidas para la inversión extranjera; crear un consejo nacional para las inversiones que administre la nueva legislación sobre inversión extranjera; constituir el Consejo de Seguridad y Defensa Nacional establecido por el artículo 258 de la constitución y adoptar la ley de Seguridad y Defensa Nacional de acuerdo a lo instituido en el decreto 189-07.

Roberto emitió estas declaraciones al disertar la conferencia Conflicto entre Estados Unidos y China, su impacto sobre República Dominicana, en el marco del almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio.