Jueves, 21 de marzo, 2019 | 1:36 am

Lienzo manchado



En mi pueblo natal, La Vega, algunos chuscos se han hecho famosos por sus habilidades y ocurrencias para crear motes con los cuales denominar burlonamente a personas o lugares que por lo general no son del agrado de los afectados.

A la inversa, también, se dan casos en los que se enaltecen los objetivos de la broma, como, por ejemplo, cuando a un barrio conocido popularmente como “Pozo Verde” se le menciona como “Lago Esmeralda”.

La máxima expresión del mal gusto en esa materia se pone de manifiesto cuando se quiere uno referir a un tema sucio, asqueroso, maloliente y que no se puede tocar por ninguna parte, porque no hay un solo lado limpio por donde entrarle y entonces se dice que eso es un… trapo c… (no me atrevo a seguir, por respeto a mis lectores, pero para dar una idea diremos “un lienzo manchado”).

Para que se entienda bien lo que quiero decir, se me ocurre que los Tucano, Los Tres Brazos, Oisoe, Odebrecht, Bahía de Las Águilas, Félix y tantos otros casos que nos rodean, no son más que unos buenos trapos c…(¡perdón, otra vez!)… lienzos manchados. ¡Uf!

Dr. Rafael Molina Morillo, director de El Día.

Publicidad