Viernes, 23 de agosto, 2019 | 9:52 am

Leonel como Lilís…



Leonel Fernández es el político menos calificado para hablar con credibilidad sobre límites constitucionales al poder. Gobernó tres veces y golosamente quiere volver por más… Por eso, me agradó oírlo ayer sincerando sus ímpetus constitucionalistas, al decir: “Ya se reformó una vez en 2015 y nosotros, para mantener la unidad del partido, aun en desacuerdo, lo aceptamos.

Una segunda vez no es posible”. Lo que intenta presentarse como una fiera lucha contra un alegado dictador en potencia es simple tremendismo difamatorio que corean PRM y compartes, tontamente haciéndole el juego a Leonel. Pero de lo que se trata, monda y lirondamente, es quitar de en medio a Danilo Medina para, montado sobre la maquinaria electoral del PLD, volver a aplastar a la oposición.

El PRM, víctima nueva vez del prodigioso poder de sugestión de Fernández, olvida el pacto de corbatas azules y los manejos suyos con la oposición hasta 2012.

Para Leonel, habilitar a Danilo “es intolerable e innegociable”. Me recordó al leonino Lilís maltratando al pobre Luperón… ¡Qué defensa constitucional!

Publicidad