Martes, 12 de noviembre, 2019 | 9:09 am

Las trabas regulatorias impiden más inversión en energía renovable en República Dominicana

Apagones. La ADIE califica de inaceptables que aun haya en esta época. Capacidad. Afirman empresas de generación pueden aportar energía, pero las EDE no son sostenibles financieramente.

Roberto Herrera, Manuel Cabral y Salvatore Longo durante su participación en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.  Elieser Tapia.
Roberto Herrera, Manuel Cabral y Salvatore Longo durante su participación en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio. Elieser Tapia.


SANTO DOMINGO.-A pesar del gran potencial que tiene República Dominicana para la generación de energía renovable, específicamente solar y eólica, existen trabas regulatorias que impiden una mayor inversión extranjera en el renglón.

“Tenemos limitaciones técnicas, porque la energía renovable, para poder penetrar, se necesitan autopistas de transporte, ejemplo: Montecristi es un potencial muy fuerte de energía renovable más de lo que hemos hecho, pero los proyectos de transporte no se pueden realizar porque la línea eléctrica no tiene suficiente capacidad para evacuar”, señaló.

El tema lo tocó Salvatore Longo, gerente general de Akuo Energy, junto a Manuel Cabral, vicepresidente de la Asociación de Industria Eléctrica , al participar en Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio con Roberto Herrera, presidente de ADIE, y Amaury Vásquez, gerente técnico.

Falta planificación

Salvatore y Cabral coincidieron en que la planificación del sector público es atrasada para responder a la dinámica privada, y no prevé ese tipo de inversión, como las pistas de energía de transmisión para otras empresas interesadas, lo que equivale a tener que esperar de cuatro a cinco años para poder invertir,
“Una planificación a tiempo, podría aportar mucho más energía renovable que la que la que absorbe hoy”.

Insistió que ante el calentamiento global es una prioridad más que una necesidad, y el Estado tiene que tener roles definidos. Cabral dijo que desde hace un año se les había advertido que habría una sequía en 2019, se registraría más calor, más demanda y que las hidroeléctricas generarían menos.

La matriz está generando un 3%, y antes era de un 12 y 15%, pero lamentablemente no se tomaron previsiones.

Roberto Herrera externó la disposición del sector privado de invertir en el renglón y que se impulsen otros proyectos y más distribución y así reducir la pérdida de energía para que los dominicanos disfruten de un servicio 24/7.

Apagones inaceptables

En su condición de presidente de la ADIE, Herrera calificó de inaceptable que desde hace más de 20 años aquí se esté hablando de apagones. Dijo que el tema parece un mito, y tiene solución.

“No entiendo cómo en pleno siglo XXl hayan apagones; cómo dedicamos el 2% del producto interno bruto al tema del subsidio eléctrico, cuando hay tantas otras necesidades”, puntualizó Herrera.

Reveló que por deuda no están limitando el servicio, la cual ronda los US$500 millones, y dijo que ellos están a merced de las distribuidoras.

Explicó que es innecesario la deuda que asume el país para pagar la energía eléctrica de los ciudadanos, ya que estos cumplen con su responsabilidad, sin necesidad de subsidio.

Reconoció que hay un segmento de la sociedad que necesitaría este beneficio, el cual debe de ser identificado. Insistió en que la energía más cara es la que no se recibe, ya que no solo son los costos financieros, existen otros que no han sido calculados.

Voluntad política

Manuel Cabral indicó que para resolver el problema energético falta voluntad política, aparte de que asumir mecanismos técnicos impide un mejor aprovechamiento de las nuevas tecnologías y recursos junto a la falta de planificación de los sectores.

“Se necesita una mejor planificación, no podemos estar a mediados de septiembre diciendo que me faltan plantas, sin saber la demanda que el país requiere”, externó Cabral.

Dijo que las empresas de generación eléctrica han dicho que tienen capacidad para asumir toda la demanda del país para que no hayan apagones. Sin embargo, las EDE no son sostenibles financieramente.

560 Millones de dólares es el gasto.
Que implica el abastecimiento por parte de la población para contrarrestar apagones.

Cumplimiento del pacto eléctrico sería solución

Para Manuel Cabral, la solución del sector electrico esta en el cumplimiento de la ley.
Dijo que el pacto eléctrico se negoció por más de tres años, y se arribaron a negociación y acuerdos muy importantes, pero se requería un consenso.

Citó tres ejes importantes que a su entender se deberían impulsar para resolver los problemas del sector, como el fortalecimiento de la institucionalidad, impulsar la sostenibilidad financiera de las distribuidoras, planificar, además de enfrentar las pérdidas de energía, que se contempló vía un cronograma en el que se proyectaba la reducción por año.

Salvatore Longo insistió en la necesidad de una reingeniería del sector eléctrico a nivel adiministrativo. Dijo que hace 10 o 20 año se habló de avance y el sector continúa una situación similar.

Advirtió que en diez años habrá una ruta crítica fuerte, ya que aquí hay cuatro millones de vehículos, y habrá un cambio de movilidad, ya que al menos un 35% de vehículos usarán energía, y se necesita de una infraestructura eléctrica. y el sector podría colapsar.