Lunes, 21 de octubre, 2019 | 7:26 pm

Las primeras señales son la clave para preservar la vida de un suicida

Entrevista. Especialista en hipnosis clínica habla sobre el problema. Cifras. Organización Mundial de la Salud indica que más de 800 mil personas mueren por esta causa cada año.

Experta dice que es  importante estar alerta porque ellos se van aislando poco a poco o bruscamente.
Experta dice que es importante estar alerta porque ellos se van aislando poco a poco o bruscamente.


SANTO DOMINGO.-Cuando alguien da señales de no querer vivir, se debe canalizar su ayuda inmediatamente para preservar esa vida.

Así lo afirma la doctora Adriana Pérez Raposo, especialista en hipnosis clínica.

La especialista recuerda que, a nivel mundial, según las cifras de 2018 de la Organización Mundial de la Salud, 800 mil personas o más mueren por suicidio cada año y, por cada muerte, hay alrededor de 20 intentos.

Pérez Raposo responde algunas preguntas sobre el deseo de no vivir que lleva a una persona al suicidio, el cual puede suceder a cualquier edad, raza, profesión, posición social, estados de infortunios o fama.

¿Qué pasa en la psiquis de un suicida?

Está confuso, pesimista, se deja atrapar por el conflicto y muestra conductas autodestructivas, pues no ve solución a sus problemas. Sin embargo, lo que está es pidiendo ayuda porque no sabe cómo enfrentar su agobiante situación.

¿A qué denomina comportamiento suicida?

A una variedad de conductas que hace la persona en estado de desesperanza, incluyendo pensamientos, planificación, intento y el suicidio consumado.

¿Hay situaciones en que se pudiera detectar?
Las personas pueden estar vulnerables en los casos de pérdida de seres queridos, financiera, divorcios, rupturas y enfermedades inesperadas. En el caso de abuso de sustancias, pueden tener emociones inconclusas (vergüenza, culpa, rechazo y soledad) e intentos de suicidio previos.

¿Hay algún indicador que alerte sobre lo que está planificando?
Cambios notables de comportamientos extremos, visitar o llamar en actitud de despedida, hacer arreglos o poner papeles en orden y hasta regalar pertenencias muy preciadas.

¿El suicidio es prevenible?
Si observamos, escuchamos y actuamos a tiempo es prevenible. Hay personas que lo intentan compulsivamente y lo hacen presos de ira, dolor, celos y odio, abruptamente.

Algunos se toman su tiempo para planificar cuándo y el lugar. También existen otros grupos que manifiestan conductas perturbadoras, padecen insomnio, escuchan voces que los inducen a quitarse la vida (no son alucinaciones auditivas, ni se eliminan con medicamentos), me refiero a personas que están siendo asediadas por seres extrafísicos de manera intermitente o constante.

Los pensamientos persistentes suicidas, no desaparecen por sí solos. Hay que tratarlos con técnicas profundas de introspección.

¿Cuáles son los resultados al someter al suicida a un proceso con hipnosis clínica?
Excelentes. El 100% de los casos tratados no vuelven a intentarlo.

Porque la hipnosis clínica hace la transformación desde el subconsciente, encontrando la solución exacta, dejándola instalada en el consciente. Terminan equilibrados, conectados a nuevos propósitos y expectativas para su vida.

¿Cómo es el procedimiento hipnoterapeutico?
Ejemplo: Juan ha intentado suicidarse tres veces. Veamos que lo induce a hacerlo. Bajamos las ondas cerebrales a nivel alfa, estado meditativo donde él conecta espontáneamente con su vida y hacerlo consciente de las razones que le provocan estos sentimientos autodestructivos.

En este estado, identifica de dónde vienen sus emociones, armonizando con él mismo, aprendiendo de sus fallos, dándose amor, recuperando su alegría de vivir y elevando su consciencia.

¿Cómo orientar a los familiares ?
El suicidio es un acto que impacta por lo doloroso y súbito. Llegarán preguntas sin respuestas, pero deben vivir su duelo para poder superarlo.

Puede provocar diversas reacciones emocionales: ira (fue un egoísta, no pensó en nosotros); culpa (si yo le hubiera…); y conflictos (no fui lo suficiente…).

Es importante que la familia practique la aceptación (él o ella lo ejecutó, lo decidió, pues pensaba que le quitaba una carga a sus seres queridos).

Según sus creencias haga prácticas espirituales hacia el miembro de su familia que partió. Asista a terapias o grupos de apoyo. Existen grupos privados gratuitos muy buenos.

Debemos recordar que las frases pesimistas del suicida delatan su intención y situación existencial, tómelo muy en serio y busque asistencia profesional.

Contacto

— La especialista
Adriana Pérez Raposo asegura que es necesario educar sobre el suicidio para evitar tantos sucesos lamentables. Su correo es: hipnosis_clinica_ap@hotmail.com.

¿Cómo ayudar a alguien que no quiere vivir?

Acciones. •Primero que nada se debe empezar por reconocer las señales que el suicida emite. Su vocabulario es fatalista: “mi vida no tiene sentido”, “no debí haber nacido”, “me quiero morir”, “cualquiera se pega un tiro” (con esta última avisa la forma que lo hará).

• Estar alerta, porque ellos se van aislando poco a poco o bruscamente. Cambiando su carácter y su alimentación.
•Ellos, por lo general, están preocupados, angustiados, agresivos o depresivos.

• Guardan silencios prolongados y hacen actividades secretas.

Luego de identificar estas señales, es el tiempo de apoyarlos para que reciban asistencia de un profesional de la salud mental y un grupo de apoyo.

En caso de encontrarse en el momento que alguien hace la amenaza con la intención inmediata de suicidarse, se debe llamar al 809-682-2151 de la Policía Nacional, que junto a un familiar puede irrumpir espacios cerrados con la finalidad de prevenir momentáneamente.

Con esa acción se prolonga la vida, para luego ser tratado en su ser interior, que es donde radica el problema.