Lunes, 23 de septiembre, 2019 | 7:05 am

Las palabras del 2018 repercuten 2019



En este 2018 millones y millones de palabras se han pronunciado. Miles de ellas hermosas, esperanzadora, de alegría, tristeza; pero con perspectiva de cambios en un ser querido, comunidad, país, continente.
Han sidos palabras bien pronunciadas que tuvieron impacto en miles de personas. En uno de los 12 meses y sus 52 semanas fueron virales en las redes sociales y otras surtieron su impacto al instante.
Esas palabras en su momento fueron vivas. No solo se pronunciaron, sino mas bien, produjeron cambios en las personas.Excelente. No es para menos, Ellos y ellas se comprometieron al matrimonio, a los estudios,a compartir y a la solidaridad con los suyos y con los otros u otras.
Que palabras concretas se dijeron para surtir efectos positivos en alguien. Acaso en algún momento de este 2018 compartí alguna palabras de cambios en lo personal, grupal, eclesial o en el trabajo.
Habrá logrado Conflictos Mediaciones impactar alguna persona que nos sigue virtual, digital; o mas bien, en las redes. Posiblemente. Si logramos algo, para el responsable de este espacio, eso fue viral. Alguien le sirvió de apoyo lo que escribimos. Gracias mil.
Sin embargo, no todas las palabras que se dijeron en este 2018 fueron para asumir un compromiso, o mas bien, resolver una disputa, un conflicto o controversia. Estas fueron más allá.
Me refiero a las palabras de la dinámica política del dia a dia en los medios de comunicación. Como por ejemplo tribunales. Una de las palabras que escuche en las mediaciones en las que participe. Pero ademas, los expedientes de figuras de la politica. En donde unos meses fueron suficiente para estar en la cárcel. Hacedores de la opinión publican dicen que irían ninguno a la cerda por el delito de sustraer lo que no es suyo. Que barbaridad, por Dios, Jesús sacramentado como diría mi abuela siempre recordada Consuelo.
Narran esas palabras: Impunidad, corrupción administrativa y privada; injusticia y otras que no son para mi, pronunciables. Pero estas palabras a son las que han impedido empleos, viviendas, seguridad, alimentos; mejores aceras, contenes, calles y avenidas en optimas condiciones. Por Dios, cuanta injusticia hay, así dirían en una asamblea de las Comunidades Eclesiales de Base.
Pero de todas maneras desde Conflictos y Mediaciones continuaremos resaltando la palabra como herramientas para solucionar conflictos y a la vez, como valores que siempre debemos resaltar para enfrentar los conflictos sociales con las fuerzas vivas con la que cuenta el país.
Este no es un país solo de los políticos, es de los académicos, periodistas egresados de la universidades, economistas, ingenieros, médicos, enfermeras, bionalistas, psicólogas, sacerdotes, pastores, congregaciones religiosas, iglesias, empresas, organizaciones sociales; es del pueblo dominicano.

Publicidad