Laberinto de Leonel

José Báez Guerrero

Vista la imposibilidad constitucional para postular al presidente Medina, ninguno de los aspirantes a ser candidato presidencial en 2020, con la excepción de Hipólito Mejía que es una fiera política, le da ni por las rodillas a Leonel Fernández.

Este posee experiencia, talento, recursos, el voto ciego clientelar peledeísta y es favorecido además por la supina incapacidad de sus adversarios para entusiasmar al electorado con alguna alternativa viable. Pero ojo… El ambiente nacional y mundial es muy distinto al de 1996 y al de 2004. Hoy Leonel adolece de una tasa de rechazo sin precedentes.

Insiste en no distanciarse de notorios corruptos que lo desprestigian, sin aportarle nada que no puedan darle otros menos cuestionables. Y la inquina no es solo local o por chismecitos partidistas, sino profunda, y a juzgar por lo de Félix, fundamentada. Pretender volver al poder sin su antigua magia de “encantador de serpientes”, que incluía un consenso con poderes fácticos imprescindibles, ¿lo haría girar a la izquierda cuando el mundo deja atrás esas fracasadas utopías? Ojalá logre reinventarse…

-- publicidad --