“La Soga”, el temido teniente con fama de juez y verdugo en la región del Cibao

266
Fernando de los Santos (la Soga). Foto de archivo.

SANTO DOMINGO.-Durante 19 años como miembro de la Policía, Fernando de los Santos (La Soga), ultimado la mañana de este miércoles en Gurabo, obtuvo la fama de ser juez y verdugo de presuntos delincuentes y objetivos del crimen organizado en la región del Cibao.

El informe preliminar de las autoridades refieren que el exteniente de los Santos fue interceptado por desconocidos cuando salía de su vivienda. En el lugar del crimen técnicos de la Policía Científica recolectaron más de 20 casquillos de diferentes calibre.

Como miembro de la Policía La Soga supuestamente comandó el denominado “Equipo” o “Escuadrón de la muerte”, conformado por los agentes conocidos como Cabrerita (asesinado), Lopecito, Peniche, Peña, y La Cobrita.

Dicho grupo se encargaba de perseguir a presuntos delincuentes o prófugos de la justicia bajo el objetivo de “carta blanca”, es decir, capturarlos vivos o muertos, donde muchas de esas persecuciones culminaban en ejecuciones extrajudiciales.

La fama que se había granjeado La Soga por su efectividad en la persecución y ejecución de delincuentes, inspiró una película de acción bautizada con su seudónimo, dirigida por Josh Crook y protagonizada por Manny Pérez y Denise Quiñones en 2009.

En el año 2011, La Soga pasó de perseguidor a perseguido tras ser acusado de las muertes de Elvis Sebastian Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (Robert), por encargo de Joan Silverio Ureña (Yoan) y Bonel de Jesús Lanfranco Castro (Bonelly).

Según las autoridades, en ese entonces el teniente de los Santos recibió RD$250 mil por ejecutar a los dos hombres, puestamente porque estos habrían dado un tumbe de 100 mil dólares a los presuntos autores intelectuales.

Fernando de los Santos (la Soga). Foto de archivo.

Pese a que en ese entonces el jefe la Policía José Armando Polanco Gómez solicito que se entregara, este a través de una carta dirigida a medio de comunicación alegó que no se entregaría porque le estaban preparando una trampa para condenarlo, enviando junto con la misma un chaleco antibalas, esposas, insignia, uniforme y su arma de reglamento.

Luego de seis años prófugo y supuestamente activamente perseguido por la Policía e incluso la Interpol, La Soga fue capturado en noviembre de 2017, sin embargo, el exteniente aseguró que siempre estuvo en su residencia de Gurabo.

Ese mismo mes, el Juzgado de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago impuso tres meses de prisión preventiva al exteniente de los Santos, acusado de dos homicidios en el 2011 y de posesión de una pistola Glock, calibre 40 que portaba de manera ilegal.

En esa ocasión La Soga dijo que estaba satisfecho con la medida y que las investigaciones van a arrojar la verdad sobre las acusaciones que pesan en su contra.

En junio de 2018, la residencia de La Soga ubicada en la comunidad de Gurabo fue incendiada y tiroteada por desconocidos, quienes también quemaron un vehículo de su propiedad que se encontraba en la marquesina.

En diciembre de ese mismo año, La Soga obtuvo su libertad luego de que un el juez del Segundo Juzgado de Instrucción de Santiago le varió la medida de coerción al otorgarle libertad con una garantía económica y presentación periódica, ordenando además apertura a juicio de fondo.

-- publicidad --