Viernes, 19 de julio, 2019 | 11:17 pm

La seducción de menores aumenta 23% en este año

Período. De enero a junio se registraron 1,209 denuncias y en los últimos cinco años 9,658. Pena. La magistrada Rossy Meléndez lamenta que la ley de protección de menores, que condena con hasta 5 años de cárcel, es muy débil.

info-delitos-sexual-menor


SANTO DOMINGO.-La seducción de menores es un enemigo silente que va en aumento cada año en el país, y amenaza el bienestar de los infantes, debido a que su fin es consumar el abuso sexual.

Las denuncias de estos casos aumentaron un 23%, de enero a junio de este año, con relación a 2017, y en lo últimos 5 años alcanzaron 9,658 denuncias, según estadísticas del Ministerio de Interior Policía.

Este aumento se debe a que con el paso de los años, la seducción de menores se ha aceptado culturalmente, expresó la directora interina de la Unidad de Prevención de Violencia Intrafamiliar y Abusos Sexuales, Rossy Meléndez.

La magistrada definió esta infracción como toda relación que un adulto tiene o busca tener con un menor de edad, y se considera un delito sexual cuando se confirma que el agresor generó daños físicos y emocionales en el infante.

Es penada por la Ley 136-03, sobre protección de niños, niñas y adolescentes, y entra en el renglón de delito sexual junto a la agresión sexual, incesto, la violación y el abuso.

La funcionaria resaltó que el agresor, para ser sometido, debe ser cinco años mayor que la víctima, según el artículo 396 de la ley.

La especialista confirmó que, en la mayoría de los casos, el agresor es parte del círculo de confianza de la familia de la víctima, y usa artimañas sigilosas que para los padres pasan desapercibidas.

‘’Él observa sus carencias y ofrece regalos, como celulares, prendas y dinero, para engañar, y el niño cae’’, dijo.

Daños en el infante

La psicóloga que da servicios en la maternidad de Boca Chica, Cades Silvestre, explicó que es irreparable el daño provocado a un menor de edad víctima de la seducción por un adulto que llega a consumar el abuso sexual, ya que experimenta cambios en su conducta, como el aislamiento, si es hiperactivo se vuelve pasivo o agresivo, pérdida del apetito, rechazo, reducción del habla y bajo rendimiento escolar.

Afirmó que las terapias y tratamientos psicológicos para estos casos pueden ayudar a mejorar sus efectos, pero el niño crece con secuelas que se manifiestan en su adultez.

Agregó que luego del abuso el niño carga un sentimiento de culpabilidad, que si no es tratado a tiempo puede generar inseguridad y baja autoestima y, en el peor de los casos, llega al suicidio.

De su parte, Meléndez reveló que en el caso de las niñas que caen en la seducción, ‘’su mundo cambia totalmente’’, debido a que el adulto le exige responsabilidades que están muy fuera de su capacidad, lo que genera conflictos, hasta el punto del maltrato.

Prevención

Los padres tienen el deber de cuidar y proteger sus hijos, como lo establece el Código del Menor, de lo contrario la ley puede someterlos por complicidad, recordó Meléndez.

‘’Se han dado casos donde lo padres se dan cuenta de que alguien ronda a sus hijos con malas intenciones, pero por la conveniencia que este representa, hasta propician que la relación se dé. Nosotros hemos sometido a padres por esto’’, indicó.

De su lado, la especialista de la conducta considera que los padres deben concientizar sus hijos para evitar ser víctimas, así mismo mantener una constante observación de los cambios conductuales que presentan.

‘’Si un niño de repente comienza a rechazar a alguien que antes aceptaba o llora y se pone triste cuando se acerca a él, se debe indagar qué pasa y porqué el cambio’’, apuntó Silvestre a EL DÍA.

Proceso

La magistrada Rossy Meléndez explicó que el proceso de denuncia de los casos por seducción a un menor comienza cuando los padres formalizan una denuncia en la Unidad de Prevención de Violencia Intrafamiliar y Abusos Sexuales, luego se pasa al proceso de levantamiento de información, el cual incluye estudios forenses y psicológicos para medir el daño provocado.

Meléndez detalló que en caso de comprobarse el abuso al menor, esa unidad solicita una orden de arresto al juez de instrucción de menores y se somete a la justicia a la persona acusada de cometer el delito.

Seguimiento

—1— Tratamiento
Un psicólogo asignado por la unidad menores brinda ayuda a las víctimas para reducir los efectos del daño.

—2— Orientación
La Unidad de Violencia Intrafamilar y Abusos Sexuales ofrece orientación a los padres para prevenir más casos en el seno de los hogares.