Viernes, 23 de agosto, 2019 | 6:24 pm

La prioridad de EU en diálogo de Oslo es la salida de Maduro

Consenso. Mandatarios de Latinoamérica confían en hallar una solución a la crisis de Venezuela. Paso. Los negociadores abrirán el diálogo en esta semana.

El economista y político Enrique  Iglesias será el  punto de equilibrio para el diálogo en Oslo.
El economista y político Enrique Iglesias será el punto de equilibrio para el diálogo en Oslo.


WASHINGTON.-El Departamento de Estado de Estados Unidos consideró ayer que el diálogo en Noruega entre la oposición venezolana y el chavismo debe centrarse en la salida del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y establecer ese tema como una prioridad.

En una rueda de prensa, la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, expresó el deseo de Washington para que el proceso en Oslo “se centre en la salida de Maduro” y eso sea un “requisito para cualquier progreso”.

“Sobre las conversaciones en Noruega, como hemos dicho repetidamente, Estados Unidos cree que la única cosa que hay que negociar son las condiciones de la salida de Nicolás Maduro”, dijo Ortagus.

“Aunque los esfuerzos anteriores para negociar fracasaron porque el régimen los usó para dividir a la oposición y ganar tiempo, esperamos que Oslo se centre en la salida de Maduro como un requisito para cualquier progreso”, añadió.

La portavoz evitó respaldar explícitamente el diálogo y se limitó a decir: “Estados Unidos apoya el deseo del pueblo venezolano para recuperar su democracia y para poner fin al régimen ilegítimo de Maduro”.

El sábado pasado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega informó que los representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y de la oposición regresarán a Oslo esta semana, después de los encuentros preliminares que tuvieron lugar en días previos para entablar un diálogo político entre ambas partes.

Esta iniciativa de Noruega ha ganado el respaldo de Rusia y Cuba, aliados de Maduro, así como del grupo internacional de contacto impulsado por la Unión Europea (UE), compuesto por países europeos como España, Francia y Alemania, así como cuatro naciones latinoamericanas (Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia).

En tanto, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo ayer que hay “preocupación” por la crisis venezolana, pero también esperanza de avanzar en el diálogo con la mediación de Enrique Iglesias, designado ayer como asesor de la Unión Europea (UE) para promover una solución pacífica al conflicto.

Vázquez mantuvo un encuentro con los embajadores de los países de la UE en Uruguay; y manifestó que su país y el bloque europeo siguen trabajando por una solución pacífica y democrática a la crisis en el marco del Grupo Internacional de Contacto formado con ese fin.

En ese sentido, el mandatario apuntó que “hay esperanza” de que se llegue a “una salida de diálogo consensuada” y destacó que Iglesias va a tener un papel relevante en el proceso.

Enrique V. Iglesias es un veterano economista y político uruguayo de origen español con la responsabilidad de establecer una mesa de diálogo y negociación para las partes en conflicto de Venezuela.

El grupo de contacto

— Negociadores
Alemania, España, Gran Bretaña y otros cinco países europeos, así como Bolivia, Ecuador, Costa Rica y Uruguay en Latinoamérica, forman parte del Grupo Internacional de Contacto para solucionar el conflicto de Venezuela.