Sábado, 21 de septiembre, 2019 | 7:25 am

La ONU teme reducción democracia venezolana

Plan. Conocerán ley que criminaliza las actividades de derechos humanos. Rechazo. El chavismo desestima el nuevo informe.

Michelle Bachelet citó  400 mil  personas afectadas por enfermedades crónicas en Venezuela.
Michelle Bachelet citó 400 mil personas afectadas por enfermedades crónicas en Venezuela.


GINEBRA.-La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, afirmó ayer que millones de venezolanos continúan sufriendo violaciones, incluidas docenas de posibles ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por una fuerza policial especial.

Organizaciones no gubernamentales documentaron 57 presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional (FAES) solo en julio en Caracas, dijo Bachelet en una presentación oral sobre Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

La presentación siguió a un informe divulgado a principios de julio que provocó un vehemente rechazo del gobierno de Nicolás Maduro.

En este se mencionaron violaciones a los derechos humanos y ausencia de mecanismos eficaces para proteger a los testigos y familiares de las víctimas.

Bachelet citó violaciones como detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, violencia sexual y desapariciones forzadas. Si bien Bachelet dijo que había pedido a los funcionarios que desmantelaran las FAES, la unidad ha recibido apoyo continuo de los niveles más altos del gobierno, acotó.

Bachelet también expresó que los grupos que colaboraron con ella en el informe anterior fueron criticados y amenazados.

“Las represalias por haber cooperado con las Naciones Unidas son inaceptables… Insto a las autoridades a que tomen medidas de prevención”.

Indicó que también le preocupa una propuesta de ley que penalizaría las actividades de las organizaciones de derechos humanos que reciben dinero del extranjero, lo que podría erosionar aún más la democracia en Venezuela, otrora un próspero país petrolero.

Más de cuatro millones de venezolanos han huido del país acosado por la hiperinflación y con salarios mínimos.

Posición de Venezuela

En tanto, el primer vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, desestimó ayer el contenido del nuevo informe sobre el país suramericano presentado por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y la acusó de “ensañamiento”.

“No nos va a quitar el sueño, no nos vamos a dejar chantajear”, aseguró en rueda de prensa Cabello, quien reiteró la tesis oficial de que el informe sobre la situación de los derechos humanos en el país fue elaborado por el enviado especial para Venezuela del presidente Donald Trump, Elliot Abrams, y que, en todo caso, Bachelet “lo firmó”.

Indicó que en su momento las autoridades venezolanas refutaron el contenido del primer informe, presentado el pasado mes de julio por la expresidenta chilena.

“No nos afecta mucho, nosotros seguiremos avanzando respetando los derechos humanos porque así lo establece nuestra Constitución”, dijo.

Para Cabello, Bachelet “está posicionada sobre Venezuela, Cuba y Nicaragua”, mientras “no ve” los asesinatos de dirigentes campesinos y políticos en Colombia o la represión de estudiantes en Chile.

Crisis diplomática

— Fronteras

Las relaciones entre los gobiernos de Colombia y Venezuela están rotas desde febrero pasado y la frontera de 2,219 kilómetros es escenario de constantes tensiones que nunca han llegado a un enfrentamiento militar.