Martes, 26 de marzo, 2019 | 1:49 am

La ONU apoya la propuesta de diálogo del Gobierno haitiano

Observación. La ONU y países de la comunidad internacional están pendientes de la pacificación de Haití. Política. Hay elecciones parlamentarias en 2019.

Haití atraviesa una nueva crisis política, con fuertes movilizaciones en varias   ciudades.
Haití atraviesa una nueva crisis política, con fuertes movilizaciones en varias ciudades.


PUERTO PRÍNCIPE, HAITÍ.-La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ve positivos los llamamientos al diálogo hechos por el Gobierno de Haití para tratar de superar la actual crisis política, según aseguró ayer la enviada de la organización al país, Helen La Lime.

“Estoy animada por las señales iniciales lanzadas” por la Administración para “empezar un diálogo genuino con la oposición política y la sociedad civil”, dijo La Lime al Consejo de Seguridad.

La representante de Naciones Unidas destacó también las iniciativas sociales puestas en marcha por el Ejecutivo para dar respuesta a las protestas. Desde hace meses, Haití atraviesa una nueva crisis política, con fuertes movilizaciones en las que un sector de la oposición ha rechazado el diálogo propuesto por el Gobierno y exige la renuncia del presidente Jovenel Moise.

Las protestas también han demandado reiteradamente una investigación sobre la supuesta malversación de los fondos del programa PetroCaribe.

La Lime confió ayer en que ese proceso de negociación ofrecido por las autoridades tenga frutos y permita celebrar sin problemas las elecciones parlamentarias y municipales previstas para el año próximo.

La diplomática recalcó que, pese a los muchos problemas, la actual situación del país ofrece también “esperanza”.
“El llamamiento popular a una mayor responsabilidad en el uso de fondos públicos ofrece una señal clara de la fuerza y la vitalidad de la sociedad civil haitiana y de su deseo de participar activamente en el diseño del futuro de Haití”, apuntó.

La ONU tiene desplegada en el país una misión (Minujusth), que se centra en apoyar mejoras en la Policía Nacional de Haití, aunque también vigila cuestiones como la situación de los derechos humanos. La operación de apoyo al gobierno, de tamaño reducido, reemplazó a la Minustah, la misión de paz que estuvo en el país durante 12 años.

En su momento, la Comunidad del Caribe (Caricom) expresó su “profunda preocupación” por la violencia desatada en Haití.

En un comunicado, el presidente de Caricom, Andrew Holness, en nombre de los miembros, dicho organismo deploró la pérdida de vidas, propiedades y ataques contra infraestructuras e hizo un llamamiento a la “contención” y a que se “ponga fin a las protestas y la violencia”.

La estafa millonaria

2,000 Millones de US.
Investigaciones del Senado haitiano apuntan al desvío de esta cantidad de los fondos de PetroCaribe.