Lunes, 25 de marzo, 2019 | 12:00 am

La mujer saudí, con voz y voto, por primera vez en unas elecciones



Riad-Arabia-Saudi-Foto-EFE_CYMIMA20151129_0002_13


Asad Riad.- La mujer cuenta por primera vez en la historia del ultracoservador reino de Arabia Saudí con voz y voto en unas elecciones- los comicios municipales del próximo 12 de diciembre, cuya campaña electoral arranca hoy en todo el país.

“A pesar de las dificultades a las que nos enfrentamos nosotras, las mujeres, para llegar a los electores y las electoras, decidí afrontar el desafío para intentar lograr un escaño”, dijo a Efe la candidata Imán Abdalá, que se presenta en una circunscripción del norte de Riad.

La Comisión Electoral, en línea con las leyes del país, ha impuesto la segregación total de sexos durante la campaña y ha prohibido que los candidatos empleen fotografías en su propaganda o pronuncien discursos ante personas del otro sexo.

Esta medida afecta especialmente a las mujeres, ya que del número total de personas registradas en el censo electoral (1.486.477) solo 130.637 son mujeres, quienes también por primera vez en la historia del reino tienen derecho al voto.

Abdalá, que aseguró que en su campaña electoral no ha empleado todos sus apellidos para evitar ser identificada con su tribu y alejarse, así, del fuerte componente tribal, subrayó que aunque ella no ganara, le gustaría que al menos lo lograra una candidata.

“El éxito de una sola mujer significaría mucho para mí, sería la victoria de todas las saudíes”, confesó. La participación de Abdalá, una de las 915 candidatas entre el total de 7.343 aspirantes a acceder a los 3.159 asientos en juego, es visto por sus defensores como un paso hacia el reconocimiento de la mujer, pero como un estorbo en el proceso electoral para los detractores.

Para Abdelilá al Kahtani, de 42 años y candidato por la provincia de Al Damam, en el este del país, estas restricciones impuestas al proceso tienen su razón de ser. Según opinó en declaraciones a Efe, “el objetivo es que tanto el candidato como el elector se concentren en los programas electorales y en los proyectos planteados, lejos de otras distracciones”.

Al Kahtani, además, no ocultó su rechazo a que la mujer tome parte en los comicios, asegurando que estos “no están suficientemente maduros”.

“La participación de la mujer va a añadir cargas sociales a la administración del proceso electoral y va a afectar a las sensibilidades que deben ser manejadas con cuidado en una sociedad conservadora como la nuestra”, agregó.

Por su parte, una excandidata que se retiró de la campaña electoral y que habló con Efe bajo condición de anonimato, indicó que todas estas trabas le habían llevado a abandonar la carrera electoral. “¿Cómo puedo convencer a un votante para que me vote si hablo con él a través de un hombre?”, se preguntó esta excandidata para quien si la mujer no está “cualificada para hablar con los hombres” y mezclarse con ellos, tampoco lo está “para dirigir sus asuntos”.

Con el objetivo de superar estas trabas, Imán Abdalá decidió recurrir a una empresa para que dirigiera su campaña electoral hacia el electorado masculino.

En esta línea ha designado a un portavoz para tratar con los hombres en su circunscripción y poder recibirlos en su sede. También explicó a Efe que ha elaborado “un plan para dar a conocer su programa a través de los medios sociales como Twitter, Facebook o Snapchat, paralelamente a los medios tradicionales”, como los carteles electorales.

Abdalá relató que tiene la intención de celebrar un mitin electoral en su sede ante mujeres y precisó que su voz será retransmitida por circuito cerrado y sin imágenes a otra sala para que lo puedan escuchar los hombres. Antes del arranque de la campaña, 264 aspirantes varones y 120 mujeres retiraron su candidaturas.

A falta de datos sobre las causas que empujaron a estas personas a retirase, el portavoz de la Comisión Electoral, Yadia al Kahtani, apuntó que la causa más probable de estos abandonos fuera el alto coste de las campañas electorales.

Las terceras elecciones municipales saudíes desde su instauración en 2005 han desatado también la controversia en las redes sociales, tanto entre quienes defienden y critican la participación de la mujer, como entre quienes apoyan o rechazan el papel de los consejos municipales, que apenas tiene prerrogativas.

El columnista saudí Abdel Wahib al Hamid, ha sido una de las pocas voces que se han levantado en favor de la participación de la mujer en un artículo sarcástico publicado en el diario “Al Yazira” y titulado “La consagración de la inferioridad de la mujer”.

Si la “candidata es menor de edad y necesita un varón para que le represente ante otros hombres, ¿por qué le permitimos, de hecho, que concurra a las elecciones, por qué no le pedimos que se vaya a su casa y a su cocina y que se dedique únicamente a cocinar y a hacer la colada de sus hijos y que deje que los hombres hagan el trabajo de los hombres?”, se preguntaba Al Hamid.

Noticias Relacionadas