Jueves, 22 de agosto, 2019 | 9:54 am

La medicina dominicana y más cortos del deporte nacional



Gracias, muchas gracias a todo el que se interesó por mi salud durante y después de mi internamiento en el Cedimat… Pero, y aquí está el bendito pero, les aconsejo que traten de no enfermarse, porque la medicina dominicana se ha convertido en un gran negocio y ya a usted no lo ven como paciente, sino como “cliente”… ¡Te dan en la madre a la hora de la de alta!…

Por suerte existen los seguros… Bartolo Colón está como burro por cáscara, cabildeando volver a Grandes Ligas y hasta bolas ha tirado de que hay equipos que lo quieren firmar, en una estrategia para que sepan que está “vivo”… No es por alabarlo, pero el tipo es necio…

Estos jovencitos de ahora no cogen corte y “rompen” a cualquier veterano: al buena gente de Fernando Rodney le rompieron las flechas a palos limpios y a esta hora debe estar con su gente en Samaná comiendo pescado con coco, luego de que en 14.1 innings le pegaran 20 hits, le hicieran 15 carreras y le elevaron la efectividad a 9.42, calificaciones que llevan a la graduación de “licenciado”… Lo de Marcos Díaz es para una película: nunca perdió en las aguas y en la primera competencia que echa en tierra detrás de la presidencia de la WADA no llega a la orilla… Ay ombe…

Al pobre Vitelio Mejía lo tienen como a Agripino, mediando y mediando ante tantos pleitos en los equipos de Lidom… Tiene las “bataticas” duras como dos piedras de dar pata de aquí para allá y de allá para acá….

¡Y qué es esto!… Protocolo de la Casa Blanca debe estar muy feliz con Donald Trump, ya que el presupuesto le rinde un mundo, porque casi ningún equipo le acepta las invitaciones a ese pobre hombre.

Publicidad