Sábado, 20 de julio, 2019 | 1:46 am

La justicia Vs. La Barranquita



El sistema judicial dominicano está “atestado” de expedientes, una gran mayoría con muchos años prácticamente abandonados en los archivos de los diferentes juzgados, una situación muy parecida, quizás similar, a los libros y revistas de bibliotecas públicas, que jamás o en escasas oportunidades han sido solicitados por los visitantes.

Todas esas dilaciones, en casos de importancia para la sociedad, son una muestra fehaciente de cómo andan las cosas.

Nadie, o un muy reducido número de ciudadano, alza la voz, aunque en la mayoría de los casos con volumen tan bajo que todo se queda ahí, no avanza.

Es una situación muy parecida a la de un famoso ejemplar que corría en el antiguo hipódromo Perla Antillana, al que los fanáticos apostaban que ganaba fácil los 800 metros, debido a que en los “traqueos” tenía una velocidad pasmosa, pero los fanáticos después sentían un sabor amargo, porque se quedaba en la gatera o salía retrasado.

Luego se descubrió que el propietario le ordenaba al jockey que perdiera, porque así obtenía más que siendo el ganador, aunque los que apostaban al ejemplar se “fueran a pique”.

Podría estar ocurriendo eso en nuestro sistema de justicia, con casos como el presentado hace más de tres años, relativo al despojo que se viene haciendo con los terrenos del complejo La Barranquita, en Santiago.

¿Cree alguien que transcurrido ese largo tiempo existe real interés en subsanar las atrocidades que están ocurriendo en ese complejo deportivo desde hace más de 10 años?

Pero el sistema judicial no es el único culpable, lo es también la sociedad, que no reclama, como tiene que ser, que esto se resuelva.

Publicidad