Lunes, 25 de marzo, 2019 | 2:32 am

“La institucionalidad política da pena, porque se sustenta en el clientelismo”

Transformaciones. El miedo a quedarse solo impide que los gobernantes realicen los cambios estructurales necesarios. Recursos. Para tomar medidas hay que chocar con muchos sectores.

Antonio Isa Conde, ministro de Energía y 	Minas.
Antonio Isa Conde, ministro de Energía y Minas.


SANTO DOMINGO.-La falta de institucionalidad política impide que los presidentes hagan las transformaciones estructurales profundas, en términos políticos, económicos y sociales, que requiere República Dominicana, así lo considera el ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde.

Estos cambios implicarían mayores niveles de compromiso y hacer una inversión de capital político. “Este tipo de acciones se convierte en un lastre para todo gobernante que quiera hacer transformaciones, y llega un momento en que tiene que pisar ‘callos’”, dijo.

Entiende que el funcionario que piensa que es una moneda de oro, que quiere estar bien con todo el mundo, no va hacer nada.

En cuanto al tema de la reelección, expresó que una de las cosas que le hace pensar que el presidente Danilo Medina no esté pensando en reelegirse es que mantiene un acelerado ritmo de trabajo en los asuntos del Gobierno.

Sin embargo, manifestó que la inclinación de dejar solo a un Presidente que no se reelegirá ha hecho daño a la institucionalidad.

Dijo que a lo mejor por esa realidad el presidente Danilo Medina ha postergado el anuncio de si aspirará a un tercer mandato.

“Aquí hay una realidad política que no depende solo del hombre, sino de cómo se manejan las estructuras. Si un presidente dice que no va lo dejan solo”, manifestó.

Dijo desconocer hasta qué punto los factores mencionados influyen en que la institucionalidad, para que el país todavía no dé el salto que tiene que dar para producir las transformaciones que se necesitan. “Se ha avanzado muchísimo, pero todavía hay que ir por más”, indicó.

Años intensos en FED

Desdes de muy joven estuvo integrado a las luchas populares contra los residuos de la tiranía trujillista, siendo miembro fundador de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), cuyo dirigente principal era Asdrúbal Domínguez.19/11/2018 ELDIA_LUNES_191118_ Nacionales22

Isa Conde también fue uno de los integrantes del primer Consejo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, tras aprobarse la Ley de Autonomía y Fuero Universitario a finales de 1961.

Junto con Isa Conde estaban el rector Julio César Castaños Espaillat, Froilán Tavares, René Puig, Asdrúbal Domínguez.

Reveló que la expulsión de Joaquín Balaguer ese año contó con el voto favorable de Puig, Domínguez y él, Florián votó en contra y Castaño Espaillat se abstuvo.

Explicó que la motivación principal para la expulsión de Balaguer fue que cuando se produjo la matanza de estudiantes en la calle Espaillat, el entonces mandatario pronunció un discurso iniciando felicitando a los agentes que participaron en ese hecho.

Un poco afligido narra cómo vio a muchos de sus compañeros que fueron lanzados desde una azotea al vacío. “El presidente Balaguer, después de la masacre, hizo una alocución y felicitó la Policía. Esa frase permanecerá en mi memoria mientras viva”.

Salida de la izquierda

Isa Conde, a raíz de la Revolución de 1965 fue colocado por Estados Unidos en una lista de los cinco dominicanos “más peligrosos”.

Sus mayores decepciones se produjeron cuando regresó del exilio, al ver que muchos de sus antiguos compañeros de lucha habían sufrido distorsiones que llevaron incluso a tirotearlos cuando una vez intentó mediar a favor de Hugo Tolentino Dipp.