La gobernanza y el chantaje político

La gobernanza y el chantaje político

La gobernanza y el chantaje político

Es la política una de las ciencias más puras, y mediante el uso de métodos de investigación busca comparar los distintos factores que influyen en los escenarios políticos y electorales, y que se van desarrollando según los conocimientos mostrados por los actores a través de su comportamiento al tratar los distintos temas y los problemas que les afectan.

En tanto que la Gobernanza es la forma de establecer la interrelación para buscar el equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y las empresas con los mercados como mecanismos para adquirir los recursos económicos necesarios, y es preciso tomar en consideración a todos los sectores productivos para ser evaluados y valorados cada uno con los distintos factores que intervienen en su realización, y está comprobado, la minería y la agricultura pueden coexistir sin problemas, y por eso es necesaria la evaluación técnica de expertos y no a las mentiras de los chantajistas.

No obstante, la falta de voluntad política de los funcionarios para establecer las políticas públicas desde las distintas instituciones, y que muchas veces se inclina la balanza hacia lo injusto, y lo evidencia la falta de comunicación para orientar a la población sobre los temas importantes, y van pasando los años, y los gobernantes dejan de lado su responsabilidad ante las decisiones que se deben tomar en el momento por temor al costo político, que pudiera repercutir en su contra y afectar sus datos en elecciones futuras.

Esta irresponsabilidad trae como consecuencia, que los proyectos se retrasen, mientras, los distintos sectores entran en conflictos políticos, y los debates con argumentos falsos permitiendo que a los ciudadanos se les dificulte establecer claramente la diferencia entre la verdad y mentira, porque en las redes sociales y en los medios de comunicación se lleva una guerra campal entre los que están a favor de un proyecto y los que están en contra de ese mismo proyecto, y lo peor es, que la falta de gobernanza mantiene a los que deben tomar las decisiones como si fueran árbitros en un juego de béisbol, y me refiero a los Gobiernos, todos han hecho lo mismo en los últimos años.

Es evidente que hay una insistencia de los opositores políticos en descalificar la factibilidad de la mina de Romero a pesar de no tener a la mano los Estudios de Impacto Ambiental, EIA, y buscan presionar al Gobierno para que no lo apruebe, porque sus argumentos están sustentando sobre una base de mentiras. Por otro lado la falta de voluntad política de los Gobiernos para asumir su rol, y hay que destacar que este proyecto permitiría viabilizar los recursos económicos necesarios para mejorar la calidad de vida a través de las políticas públicas en beneficio de las comunidades y las provincias, y es así como se desarrolla un país.

Y es una pena la valoración de la Gobernanza, porque está muy lejos de los lineamientos conceptuales y por los cuales deben regirse los diferentes actores de la sociedad para lograr el equilibrio del Estado, la funcionalidad en las instalaciones públicas, la confianza y respaldo de la sociedad civil para la licencia social necesarios para el logro de los objetivos proyectados a futuro sin que esté de por medio la politiquería basada en el chantaje, y que a todos nos hace mal.



Glenis E. Féliz