La falta de prevención y las repetidas inundaciones por lluvias

La falta de prevención y las repetidas inundaciones por lluvias

La falta de prevención y las repetidas inundaciones por lluvias

Teodoro Tejada

Las inundaciones ocurridas el pasado viernes 4 de noviembre 2022 en el Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo provocadas por el fenómeno atmosférico que, por la falta de prevención, una vez más se convirtieron en desastres naturales, de dimensiones mayúscula, por las grandes cantidades de precipitaciones caídas, ocasionando la muerte de 10 personas, destrucciones de viviendas, enseres del hogar, 600 vehículos ahogados, cuantiosas pérdidas económicas y el trastorno de la salud mental y emocional de los ciudadanos afectados por estos deterioros.

Todos los gobiernos que hemos tenidos en el país hasta la actualidad, una vez ocurridos los daños, auxilian de manera rápida a los afectados, como si eso fuera la única solución.

La ingeniera Gloria Ceballos, directora de la Oficina Nacional de Meteorología, en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, el jueves 10 de noviembre 2022, atribuyó a los efectos del Cambio Climático las inundaciones del viernes 4 noviembre 2022, que sobrepasaron las expectativas de las autoridades provocando grandes daños físicos y materiales. Afirmando que, en consecuencia, las fuertes lluvias seguirán sorprendiendo al país.

El presidente Luis Abinader, un estadista amante de la concertación, debido la advertencia de la Ing. Gloria Ceballos de que las fuertes precipitaciones seguirán, no debe dejarse sorprender y no solo escuchar sus funcionarios. Es importante invitar al Colegio Dominicanos de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), la Asociación de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Inc. (ADIS), y a los diferentes sectores de la población, a un dialogo para buscar las alternativas de solución a este grave problema, con políticas públicas de planificación y prevención.

El país no debe seguir permitiendo estos acontecimientos, que son reiterativos. Dado a que, el sábado 22 de agosto 2020, La Tormenta Laura afecto el Distrito Nacional y el gran Santo Domingo, provocando la muerte de cuatro perdonas, inundaciones, miles de evacuados, entre las victimas están Claritza Frías y su pequeño hijo Darwin Frías, los cuales perecieron por el derrumbe de una pared en su residencia del Barrio Las Palmeras de Santo Domingo Oeste. También produjo el desbordamiento de la cañada que, cruza el barrio Los Ríos de Distrito Nacional, causando la destrucción de varias viviendas. El martes 3 de mayo 2022, las fuertes lluvias caídas, con la crecida de la cañada de Los Ríos del D.N., se produjeron inundaciones y el colapso de una vivienda.

En esas ocasiones hemos tenidos grandiosas inundaciones por la falta de un sistema de drenaje pluvial, en las calles y avenidas de la ciudad de Santo Domingo y en la provincia, y nada se ha hecho para resolver este terrible problema.

Vale destacar que el crecimiento vertical en el Distrito Nacional, principalmente en el polígono central, no es una falta de planificación y un crecimiento desordenado, lo que no podemos es seguir creciendo horizontalmente. El problema está en no seguir con las mismas infraestructuras hidráulicas de esos sectores, igual al que se tenía cuando solo eran casas unifamiliares.



Teodoro Tejada

Noticias Relacionadas