La edad de los árboles determina explotación

La edad de los árboles determina explotación

La edad de los árboles  determina explotación

Santo Domingo.-“Cortar un árbol para muchos es pecado capital, pero colocar los pies cómodamente debajo de una mesa y sentarse en una silla de madera para disfrutar de un suculento plato es algo normal”.

Esa reflexión es de la dasónoma Francisca Rosario, directora de Bosques y Manejo Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quien defiende la conservación de los bosques, lo que implica su uso sin destrucción.

A través de los Planes de Manejo Forestales, como una herramienta de mantenimiento de estos, el país ha logrado incrementar de un 22 a 39.7 su cobertura boscosa, al tiempo de aportar un 12 por ciento de los 300 millones en dólares en madera, que cada año se importa para diversos usos.

La experta en bosques también pone de manifiesto la necesidad de que la gente entienda que de los árboles se extrae maderas para construir las puertas de las casas, gabinetes de cocina, sillas y muebles que dan soporte a la familia en la vida cotidiana, como también de su resina se elaboran los jabones y envases plásticos.

La experta destacó que igual, de la industria maderera dependen cientos de familias que trabajan y se ganan el sustento para el diario vivir.

Edad de árboles

La edad de los árboles, especialmente maderables, se identifica por la cantidad de “anillos” que estos presenten en su tronco o corteza y con ese parámetro se determina el tiempo en que estos pueden ser aprovechados para su corte o comercialización.

Cada anillo equivale a un año y su corte varía en base al tipo de especie y el tamaño de la parcela y de cómo esté la cobertura forestal.

Si tengo cien árboles, se podrían sacar por ejemplo cinco, pero ese proceso tiene que estar vigilado por una comisión legal avalada por Áreas Protegidas y Biodiversidad, Gestión Ambiental, Recursos Forestales y la Dirección Provincial correspondiente y ahí se hace un análisis para determinar las áreas que hay que reforestar”, detalló Rosario. Por cada planta desmontada hay que sembrar un mínimo de 20 y darles seguimiento.

Planes de manejo

Los planes de manejos forestal que se aplican en diversos puntos del país son los únicos procesos productivos que permiten generar riquezas y mantener el bosque, porque de esa manera facilita que los dueños obtengan un beneficio, sin que lo destruyan”, explicó Rosario.

De lo contrario, estos darían un cambio de uso de suelo al bosque, convirtiendolos en fincas ganaderas o el cultivo agrícola.



Yanet Féliz

Yanet Féliz

Etiquetas

Noticias Relacionadas