Lunes, 21 de octubre, 2019 | 1:52 am

La desertificación, un enemigo que enfrenta el Ejército en la frontera

La quema. La tres cuartas partes de la población haitiana usa el carbón y muchos cruzan al país para quemar madera. Prevención. Del lado dominicano se desarrollan 18 proyectos forestales.

info-reforestacion-militar


SANTO DOMINGO.-El Ejército de República Dominicana (ERD) se enfrenta a un enemigo que se ha hecho más difícil de combatir con el pasar del tiempo: la desertificación gradual de la frontera dominico-haitiana.

Más allá de la entrada de inmigrantes indocumentados, tráfico de drogas, armas o cualquier mercancía, la depredación del bosque es la principal amenaza a lo largo de los 388 kilómetros de línea limítrofe.

En los últimos años, la tala indiscriminada de árboles para la producción de carbón se ha convertido en un factor determinante ante la evidente desigualdad en materia medioambiental que presentan ambos países, principalmente en la zona sur.

El 75% de la población haitiana depende de la leña y el carbón para cocinar o desarrollar otras actividades, de los cuales una parte importante es producido en República Dominicana, de acuerdo con el estudio sobre “Desafíos ambientales en la zona fronteriza”, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Esta situación ha provocado que en la actualidad Haití posea un área boscosa de aproximadamente un 4% en sus 28,542 kilómetros de superficie territorial, frente al 40% que tiene el territorio dominicano, lo que incentiva que ciudadanos de ese país crucen a buscar materia prima para la producción de carbón, que según estimaciones del Banco Mundial es el reglón económico más importante después de la agricultura.

La población rural dominicana en la zona fronteriza utiliza leña, pero tiene acceso al gas licuado de petróleo, que también se usa en sectores residenciales haitianos, pero totaliza menos del 2% del consumo energético de ese país.

Un estudio de la Academia de Ciencias de los Estados Unidos, publicado el pasado año, arrojó que Haití, al ritmo actual, perderá todo su bosque primario durante las próximas dos décadas y experimentará una extinción masiva de su biodiversidad.

Respuesta

Debido a esta amenaza, el Ejército de República Dominicana (ERD) desarrolla como misión fundamental la preservación del medio ambiente y los recursos naturales, ejecutando en lo que va de año 18 proyectos de reforestación en la frontera, explicó el mayor general Estanislao Gonell Regalado.

“El plan es completar 60 proyectos al finalizar el año, en la actualidad estamos trabajando en la zona fronteriza y Cordillera Central, también en la zona de Carrizal”, aseguró Gonell Regalado.

Los proyectos de reforestación ejecutados a través del Servicio Nacional de Protección Ambiental en la zona fronteriza, contempla la siembra de árboles frutales, especialmente de mango, ya que se determinó que la población haitiana no los ataca.

Durante una excursión para periodistas realizada por el Ejército en marzo, se pudo evidenciar la marcada diferencia en los paisajes de los dos países, además de la escasez de los recursos vitales para la sobrevivencia.

Según el Pnuma, se estima que el carbón producido en territorio dominicano y llevadoal vecino país es de unas 50,000 toneladas por año, y constituye un comercio valuado en casi US$15 millones (estimando un precio de US$300 por tonelada.

Agrega que la mayor incidencia de esta actividad está concentrada en las áreas forestales alrededor de los lagos Azuei y Enriquillo y más específicamente en Boca de Cachón, Las Lajas, Tierra Nueva, Puerto Escondido, Jimaní y Bahoruco.

El comercio ilegal de carbón produce 22,170 toneladas o 362,000 bolsas por año, cifra que supera el consumo doméstico anual de carbón de República Dominicana, cuyo aproximado es de 310,000 bolsas.

En el año 2018, las autoridades ocuparon unos 4,981 sacos carbón a lo largo de la frontera, cifra que ya fue superada solo en los primeros tres meses de 2019.

Prioridad

De su lado, el director de Planes y Operaciones del Estado Mayor Conjunto del Ministerio de Defensa, general Santo Domingo Guerrero Clase, manifestó que para el Ejército es prioridad la preservación de la cuenca del río Artibonito, por ser la fuente fluvial más importante de la isla y la mayor fuente de agua para Haití.

“Aunque nace en nuestro territorio, el río Artibonito desarrolla sus actividades en Haití, incluso alimenta la hidroeléctrica de Peligré. Si no prevenimos su degradación, vamos a provocar una mayor migración hacía la República Dominicana por un asunto de subsistencia”, explicó el general Guerrero Clase.

Para este año, el Ministerio de Defensa cuenta con un presupuesto de unos RD$2,366.40 millones para la seguridad nacional, de los cuales RD$301.06 millones son destinados al servicio de seguridad fronteriza, que a su vez dispone de RD$111.84 millones para la protección ambiental.

Decomisos
5,104 Sacos de carbón.
Fueron ocupados en la zona fronteriza entre enero y marzo del presente año por el Ejército dominicano.