Viernes, 19 de julio, 2019 | 7:07 pm

La desconfianza del pueblo en la JCE



Desde hace más de un año veníamos advirtiendo que las funciones principales del Pleno de la Junta Central Electoral no son el velar por el uso de fondos públicos que ellos no manejan, ni sacar a luz pública chismes administrativos de la pasada gestión de esa institución, ni deformar el Registro Civil para dar apellidos hispanos a niños abandonados descendientes de ciudadanos haitianos, ni mantener un clima de desasosiego, intrigas y desesperación en los empleados que trabajan a lo interno de esa importante institución, pues las funciones de la JCE son otras, muy distintas a las que han estado realizando.

Desde un principio la función principal de los miembros del Pleno de la JCE debió enmarcarse en recuperar la confianza parcialmente pérdida de la institución, y en tomar las medidas y resoluciones requeridas con miras a desarrollar con éxito el próximo torneo electoral del año 2020, el cual, por demás, será muy complejo por todo lo que implica la nueva Ley de Partidos Políticos, donde se establece que las elecciones municipales serán el tercer domingo de febrero 2020 y la unificación de las elecciones presidenciales y congresuales será el tercer domingo de mayo 2020, a lo cual se le agrega que las elecciones internas de los partidos políticos serán celebradas el día 6 de octubre 2019, lo que representa al menos 10 meses de trabajo duro y complejo que requiere de un gran equipo técnico que sepa tomar las correctas medidas para garantizar que todo sea correcto y transparente, para que la institución, el proceso electoral y la democracia no se vean afectados.

Quizás muchos empleados de la JCE, al igual que algunos miembros del Pleno de la JCE, entendieron que nuestras advertencias públicas tenían el propósito de dar a los miembros del Pleno el mismo trato hostil que muchos empleados hemos recibido de parte de ellos, pero no, nuestras advertencias estaban dirigidas a una sociedad política que merece que cada proceso electoral sea administrado con la eficacia y la transparencia que todos los líderes políticos, sociales, religiosos y empresariales esperan de la Junta Central Electoral, sociedad que también merece que quienes hemos ido a universidades internacionales a cursar maestrías en ciencias políticas estemos siempre alertas para advertir, a tiempo, cuando en materia política vamos por el mal camino.

Por eso desde febrero 2017 estábamos advirtiendo públicamente, a través de nuestros artículos de prensa, que el figureo verbal y la erraticidad conductual en nada ayudan a esa institución electoral, pero sí le perjudican muchísimo porque en cada caso, y con cada paso, se demostraba que los miembros del Pleno de la JCE desconocían cuáles eran sus tareas primarias, y ahora, 2 años después de nosotros advertirlo, lo dice la encuesta Gallup-Hoy al mostrar que el 55%de la población dominicana tiene poca credibilidad en el Pleno de la JCE para dirigir los próximos comicios electorales, lo cual es demoledor para ellos, demoledor para el sistema político nacional y demoledor para quienes dedicamos miles de horas en procura de construir una JCE que fuese confiable para todos.

En uno de nuestros artículos anteriores dijimos que el Pleno de la JCE debía dedicar su tiempo a organizar un proceso electoral diáfano, equilibrado y deseado por la población, y por tal razón el pleno de la JCE no debe sorprenderse hoy, cuando en primera plana de un gran periódico de circulación nacional, como el periódico Hoy, se dice que el 55% de la población no tiene confianza en ellos, y todo ha sido causado por evidentes inexperiencias y errores que han cometido en todos estos meses, olvidando que, tal y como dice el Evangelio de Mateo, en su capítulo 7,“no se cosechan uvas de los espinos, ni higos de los abrojos”, y como en estos 2 años el Pleno de la JCE sólo se ha dedicado a sembrar espinos, ahora le ha llegado el momento de cosechar los espinos que ha sembrado en el suelo político del pueblo dominicano, tal y como lo evidencia la encuesta Gallup Hoy, y si el periódico Hoy lo ha publicado como el gran titular del día es por la importancia capital que tiene para el país el hecho de que la población está poniendo en dudas la capacidad del Pleno de la JCE para gerenciar con éxito el próximo proceso electoral.

Publicidad